XL FESTIVAL DE AVIÑÓN

Perfección técnica de Hanna Schygulla,María Casares y Michel Piccoli

ROGER SALAS, La presente edición del festival de Aviñón ha estado marcada por las fuertes personalidades de sus protagonistas, gente de diversos campos artísticos que se han presentado en un marco de ajustada perfección técnica. Las producciones originales han funcionado normalmente, y eventos minoritarios, como las lecturas de poesía, se han visto desbordados ante la presencia de Hanna Schygulla, María Casares y Michel Piccoli. La danza, con cuatro espectáculos, ha impuesto una gran exigencia formal.

Más información

Todas las funciones del Ballet de la ópera de París en el Palacio de los Papas estuvieron llenas de público. Las más de 2.000 localidades de la gradería del Cour d'Honneur han estado ocupadas a pesar del escepticismo de la crítica especializada, y el éxito de público ha sido incuestionable.Una de las sorpresas del festival de este año ha sido el ciclo Texte nu, basado en la lectura de poesía y textos dramáticos por personalidades del calibre de Hanna Schygulla (que leyó a Hölderlin), y María Casares, una de las históricas fundadoras del festival junto a Jean Vilar y Michel Piccoli. La Schygulla apareció toda de blanco, sola sobre el estrado, y se metió al público en el bolsillo. Su lectura fue una delicia, incluso para los que no hablaban alemán, llenando con una voz segura y sonora el ámbito gótico del patio antiguo.

Por otra parte, dos producciones de danza contemporánea han tenido un reconocimiento de calidad indiscutible. El coreógrafo francés de origen albanés Angelin Preljocaj presentó el estreno de Hallali Rome, una de las coproducciones de este año. Es una pieza para siete mujeres que no hace concesiones y se inspira en Juana de Arco. Preljocaj, que trabajó varios años con Dominique Baouguet, aún reconoce tener algunas influencias suyas, aunque su trabajo posee un sello personal. El coreógrafo declaró a este periódico estar preparando una nueva obra sobre el erotismo: "Pero no será de manera subliminal o encubierta, que es algo que está en toda danza, sino de manera clara y abierta".

La danza en Aviñón termina con la compañía de Martha Graham, que estará hasta el día 6 en el Palacio de los Papas con los mismos programas vistos recientemente en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 03 de agosto de 1987.