Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sociólogo Juan José Linz, ganador del Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales

El historiador Miguel Artola quedó finalista

El sociólogo español Juan José Linz, que había quedado el año pasado finalista del Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, logró ayer el galardón, según el fallo del jurado, dado a conocer al mediodía en el hotel Reconquista de Oviedo. A Juan José Linz le votaron 11 miembros del jurado, mientras que el historiador Miguel Artola, el otro finalista, obtuvo cuatro sufragios. Juan José Linz recibió la noticia a primeras horas de la madrugada, cuando se encontraba en Indiana (Estados Unidos), donde iba a participar en un coloquio sobre la consolidación de las democracias en Latinoamérica.

MÁS INFORMACIÓN

En la actualidad, Juan José Linz es profesor de la universidad de Yale, y fue en varias ocasiones jurado de estos premios. El año pasado estuvo muy cerca de ser el designado para este premio, pero en una reñida votación el jurado eligió al psicólogo José Luis Pinillos, quien ayer se alegró ,enormemente del fallo del premio.Pinillos, que formaba parte del jurado, dijo que "el año pasado, cuando me llamó Juan José Linz para felicitarme, ya le advertí que este año tendría que ser yo quien lo llamase a él".

-El presidente del jurado, Joaquín Ruiz-Giménez, dio lectura al acta en la que se establece que se ha otorgado el galardón a "Juan José Linz Storch de Gracia por su relevante aportación a la sociología contemporánea".

"La obra del profesor Juan José Linz", añadía el acta, "abarca, entre otros campos, el estudio del funcionamiento y estabilidad de las democracias,' los regímenes autoritarios y fascistas, la transición a la democracia, las actitudes electorales y los partidos políticos. Sus investigaciones han tenido una considerable proyección internacional y han influido -en el progreso de las ciencias sociales, y su magisterio ha sido decisivo para el avance alcanzado hoy por la sociología política en los países iberoamericanos".

El jurado estaba formado por Joaquín Ruiz-Giménez, Landelino Lavilla, Gregorio Peces Bar-ba, José Luis Pinillos, Álvaro Cuervo, Antonio Domínguez Ortiz, Ángel Fernández Noriega, Fernando García de Cortázar, Eduardo García de Enterría,Salvador Giner, Alfredo Lacita, José López-Muñiz, Aurelio Menéndez, Alejandro Rebollo, Carlos Seco Serranoy Rodrigo Uría, que actuó como secretario.

La candidatura de Juan José Linz fue presentada por Fernando de Terán, director del Instituto de Estudios de Adin- inistración Local, y apoyada por la Asociación de Sociología Española. Salvador Giner, sociólogo, fue uno de los principales defensores dentro del jurado desde el primer momento de la candidatura de Juan José Linz, que pronto pareció tener claras posibilidades de imponerse, como así fue.

Destacar la sociología

Joaquín Ruiz-Giménez aludió a que "en los últimos años se había premiado a juristas, historiadores, psicólogos y economistas, y por eso pareció oportuno destacar a la sociología, una ciencia que ha dado pasos de gigante en España, y Juan José Linz era sin duda el candidato idóneo".Ruiz-Giménez también se refirió a "la importancia y calidad de las candidaturas presentadas". El hecho de ser sociólogo y de haber estado el año pasado a punto de obtener el premio inclinó definitivamente la decisión a favor de Juan José Linz.

Desde que se crearon en 1981 estos premios, el de Ciencias Sociales ha recaído en el economista Román Perpiñá (1981), el historiador Antonio Domínguez Ortiz (1982), el antropólogo Julio Caro Baroja (1983), el jurista Eduardo García de Enterría (1984), el historiador y economista Ramón Carande (1985) y el psicólogo José Luis Pinillos (1986).

Juan José Linz declaró en el hotel en que se encontraba hospedado que "merece la pena despertarse de madrugada para enterarse de la obtención de un premio de tanta calidad y prestigio como el Príncipe de Asturias". Juan José Linz aseguró que dirige en la actualidad 16 tesis doctorales.

Linz confirmó que- estará en Oviedo en octubre próximo para recoger personalmente el premio. "Aprovecharé para visitar una vez más el arte ramirense de los monumentos del Naranco, en Oviedo", según dijo. El premio está dotado con dos millones de pesetas, una estatuilla de Joan Miró y un diploma acreditativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 1987