Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ECOLOGÍA

Guerra confirma que la muerte de aves en Doñana se debió a los pesticidas

Alfonso Guerra, vicepresidente del gobierno, confirmó ayer en Sevilla que la muerte de aves acaecida el pasado verano en el parque nacional de Doñana se debió a una intoxicación por ingestión de productos órgano-fosforados usados en los pesticidas. Guerra dijo que en el futuro se intentará poner en práctica las medidas más restrictivas existentes en el marco de la Comunidad Europea en lo referente a producción, comercialización y uso de pesticidas.

Alfonso Guerra participó ayer en Sevilla, en su calidad de presidente del Patronato Nacional de Doñana, en la reunión de la comisión permanente de este organismo, que estudió un informe sobre la última mortandad de aves acuáticas producida en las cercanías del parque. Según este estudio, han sido entre 20.000 y 25.000 las aves muertas por envenenamiento. Los 21 análisis realizados durante un mes y medio han coincidido con el prediagnóstico del pasado 4 de octubre al señalar como causante de la catástrofe ecológica a los productos órgano-fosforados, si bien no se ha podido determinar cuál ha sido el producto concreto.Dos hechos señalados como principales conclusiones por Guerra son que la mortandad ha concluido por completo y que no ha estado directamente vinculada al parque, por producirse en sus aledaños. También aseguró que lo realmente preocupante es la actitud de algunas personas que no son partidarias de la existencia del parque y en cuanto pueden utilizan cualquier cosa para desprestigiarlo. Afirmó igualmente que ya se han tomado todas las medidas judiciales respecto a la mortandad.

El vicepresidente destacó que se habían cumplido las directrices sugeridas por el patronato tras conocerse la noticia de la elevada mortandad, "gracias a lo cual no ha existido el peligro de botulismo". En cuanto a las competencias de las distintas administraciones en la gestión del parque, Guerra aseguró que en la actualidad un órgano de la comisión permanente presidido por Tomás Azcárate, director de la Agencia de Medio Ambiente andaluza, se encuentra trabajando sobre la planificación de estas competencias.

Guerra calificó de positivo el año que lleva como presidente del patronato, porque "se están modificando los hábitos tradicionales; de lo que era una política de hechos consumados se ha pasado a tener en cuenta las autorizaciones del patronato".

Por otra parte, un cazador furtivo cuya identidad responde a las iniciales M. A. P. H. fue detenido por la Guardia Civil como presunto autor de la muerte de tres garzas en la albufera de Adra (Almería), informa Antonio Torres. Esta zona se encuentra en un área protegida por el Plan Especial del Medio Físico de la comunidad andaluza, ya que es lugar de paso de gran número de aves migratorias. El detenido pasó a disposición judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de noviembre de 1986