Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'ROCK' / SAN ISIDRO 86

22 heridos en una pelea entre 'heavies' y 'punkies'

Veintidós personas resultaron heridas de diversa consideración de ellas, 14 espectadores y ocho miembros del equipo de seguridad, según la policía, municipal- en incidentes ocurridos, sobre las diez de la noche de ayer, en un concierto de rock organizado por el Ayuntamiento de Madrid en el nuevo auditorio de la Casa de Campo con motivo de San Isidro. Asistían unas 70.000 personas, según fuentes de la organización. Parte del público rebasó una de las barreras de seguridad y subió al escenario Tras unos 25 minutos de bronca en éste y sus aledaños, los ánimos se calmaron y la representación continuó. disputa enfrentó fundamentalmente a jóvenes- heavies y punkies

MÁS INFORMACIÓN

Los incidentes se produjeron durante la actuación del primero de los tres grupos previstos, La Polla Records, de Álava; éste era el único conjunto punkie de la noche, informa Santiago Alcanda. Luego seguirían los dos grupos heavies Bella Bestia y Obús. Algunos críticos ya habían advertido, al conocer la programación, que heavies y punkies no se llevan bien entre sí.Según el fotógrafo Javier Vázquez, los incidentes comenzaron después de que un sujeto, al parecer seguidor de una de las bandas heavies, le escupiera por dos veces cuando él hacía fotos de La Polla Records. A la tercera, el fotógrafo entregó su equipo a, un amigo, regresó donde estaba el primer joven -justo detrás de una valla- y le retó a escupirle otra vez, poniendo en, duda, en caso contrario, su hombría. Fue de nuevo escupido. Entonces cogió al joven por las solapas y le hizo pasar la valla por encima. Ésta se vino abajo y tras ella otros jóvenes heavies. Ahí comenzó la pelea, que duró 25 minutos.

José Ignacio Cabal, director dé actividades culturales del Ayuntamiento, declaró anoche que lo propios espectadores habían remontado la valla una vez que vieron que el concierto se retrasaba y que se corría el riesgo de una suspensión. "Nosotros sabíamos que podía pasar algo así", dijo. Cuando se produjo, la organización prefirió hacer lo posible para que no interviniera la policía, a fin de no encrespar más los ánimos. Según Cabal, después de quince minutos de música suave, grabada, los asaltantes del escenario se fueron tranquilizando poco a poco y el concierto pudo continuar.

Según otro testigo, el grueso de los incidentes se produjo cuando, después de un botellazo que hirió a un técnico de televisión, aparecieron dos policías municipales con vestimenta antidisturbios. El cantante de La Polla Records dijo por el micrófono que la policía sobraba y ahí comenzaron los incidentes. Según esta versión, los organizadores, algunos periodistas y los responsables de la policía municipal llegaron a la conclusión de que lo mejor era no intervenir. Los ánimos se calmaron después de que más de 100 personas resultaran contusionadas en la pelea.

La Polla Records dedicó su último disco, Revolución, "a Javi", preso en la cárcel de máximo seguridad de Herrera de la Mancha.

Un portavoz de la policía municipal dijo a título oficioso que, al parecer, el enfrentamiento se había debido a rivalidades entre dos grupos de jóvenes. Indicó que la cifra de heridos era provisional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de mayo de 1986