Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRENSA

Dos periodistas de 'La Vanguardia' ganan el III Premio Ortega y Gasset

Barcelona
Jordi Bordas y Eduardo Martín de Pozuelo, componentes del equipo de investigación del periódico La Vanguardia de Barcelona, han resultado ganadores del III Premio de Periodismo Ortega y Gasset, dotado con un millón de pesetas. El premio, fallado ayer, fue concedido en atención a la labor de investigación desarrollada por ambos redactores en la serie de cinco capítulos titulada España, cuartel general de la Mafia y sede del tráfico de heroína desde 1976 hasta el año pasado, en el que se analizaba la compleja red de conexiones de los grandes jefes mafiosos en nuestro país, así como los cambios sufridos por esta organización en la última década. Bordas, nacido en 1947, y Martín de Pozuelo, nacido en 1952, forman el equipo de investigación de La Vanguardia desde 1983. El Premio Ortega y Gasset lo otorga Promotora de Informaciones, Sociedad Anónima (PRISA), empresa editora del diario EL PAÍS, en testimonio de homenaje a la labor periodística que desarrolló el gran pensador español. Su primera convocatoria coincidió con el centenario del nacimiento del filósofo. Al premio podían optar los artículos, reportajes e informaciones -escritos o fotográricos- firmados, aparecidos en diarios o revistas en lengua española en cualquier país del mundo, dentro del año 1985. Se exceptuaban los publicados en el diario EL PAÍS de España. Hasta el momento el Premio Ortega y Gasset ha recaído en sus tres ediciones en trabajos de investigación. En la primera edición se premió la labor de tres periodistas argentinos del diario bonaerense Clarín por un artículo que constituía el avance de un libro sobre la guerra de las Malvinas titulado Malvinas. La trama secreta. En 1985, en su segunda edición, el galardón recayó en dos periodistas del diario La Verdad de Murcia a los que intentó sobornar un consejero de la autonomía murciana. Sus informaciones provocaron una crisis política sin precedentes en Murcia que forzó la dimisión del secretario general del PSOE en la región murciana, Andrés Hernández Ros.

La Cosa Nostra, en España

"El premio, un reconocimiento al periodismo de investigación", según los galardonados

En el último año los periodistas de La Vanguardia contaban con detalle cómo España era el lugar donde operaban los capos de la honorable sociedad, la Cosa Nostra, cuya avanzadilla, aseguraban, llegó en 1976 en Rolls a la costa alicantina. "La red mundial de tráfico de heroína y otras drogas fue dirigida por la Cosa Nostra desde Alicante, entre 1976 y 1984. La plana mayor del clan de los hermanos Grado, acompañados de una veintena de los más destacados miembros de su familia, y Gaetano Badalamenti, jefe de jefes, máxima autoridad mafiosa bajo cuya tutela funcionaba toda la red, establecieron su cuartel general entre Benidorm y Altea. Compra de apartamentos, chalés y un hotel, flotas de lujosos automóviles y cuentas corrientes multimillonarias componían el marco en el que los mafiosos se desenvolvían con sigilo, pero sin temor. Al mismo tiempo, los más destacados contrabandistas turcos, de armas y drogas, que trabajaban por cuenta de los italianos, dirigían sus negocios desde la Manga del mar Menor"."Nuestra investigación", indica Jordi Bordas, "fue refrendada por los sumarios del juez de Trento, Carlo Palermo, y por el sumario del juez de Palermo, Giovanni Falcone. Creo que el premio valora un esfuerzo, más que unos artículos y un determinado tipo de periodismo".

Eduardo Martín de Pozuelo opina de parecida manera, pero admite además que "aún me tiemblan las piernas". Añade que el galardón indica que este sistema de trabajo, excepcional en España, quizá deba aplicarse masivamente en la Prensa escrita del futuro, porque la actualidad, en su opinión, queda cubierta por las agencias informativas. "En la actualidad se dedica menos esfuerzo a lo que va más lejos, al tratamiento en profundidad de la noticia, que es lo que debe caracterizar a los periódicos y lo que da mejores resultados a la larga".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de abril de 1986

Más información