_
_
_
_

Querella contra el Insalud y los dos médicos que practicaron los abortos en Asturias

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

La Asociación Asturiana de Defensa de la Vida (ADEVIDA), representada por su vicepresidente, el abogado Benigno Blanco, presentó ayer en el Juzgado número 4 de Oviedo una querella criminal contra el director provincial del Insalud, Francisco Ortega Suárez, como máxima autoridad responsable de los dos abortos practicados el pasado viernes en la capital asturiana. La asociación anunció que seguirá caso por caso y en toda España los abortos que se produzcan y se querellarán cuando consideren que se ha incumplido la ley.

La querella presentada por la asociación antiabortista se hace extensible a los médicos que practicaron las intervenciones, a sus ayudantes y a los posibles instructores de las abortistas. Para Adevida ninguno de los dos casos se encuentra dentro de los supuestos de la ley que despenaliza el aborto.Francisco Ortega se encontraba ayer fuera de Oviedo, pero fuentes del Insalud insistieron en que las dos operacionesse encontraban dentro de la legalidad y no. quisieron añadir nada nuevo a la nota facilitada el mismo día en que se practicaron los abortos.

Benigno Blanco aseguró que "la querella no va en ningún caso contra las dos jóvenes operadas porque considera que no se dan en ninguno de los dos casos las condiciones técnico-jurídicas exigibles, puesto que las muchachas no tienen el nivel de conocimiento de los médicos o del Insalud".

La asociación antiabortista estima que casos como el de la joven con hipertensión grave fueron atendidos en otras ocasiones en el mismo centro médico y sin necesidad de aborto, salvadas tanto la vida de la madre como la de su futuro hijo. Fuentes del hospital Nuestra Señora de Covadonga dijeron, por el contrario, que en este caso estaba en grave riesgo la vida de la madre y que no había operación posible para controlar la hipertensión.

Adeviva considera que en el otro supuesto no existía ningún riesgo para el efecto porque el síndrome de West no se manifiesta hasta unos meses después de producirse el parto. Los responsables del hospital se remitieron también a las primeras informaciones facilitadas sobre este caso, según las cuales había un 25% de posibilidades ciertas de que en el feto se reprodujese en síndrome ya declarado en los otros dos hijos de la joven.

Benigno Blanco anunció que otras asociaciones provida en España actuarán de modo similiar en cada caso de aborto que se vaya produciendo: "Se estudiarán por nuestros médicos y juristas cada caso para evitar que la ley se convierta en un coladero y presentaremos querellas cuando se estimen que no se han respetado los tres supuestos estrictamente".

En el fondo lo que pretenden Adevida y las otras asociaciones provida es que los tribunales vayan dictando jurisprudencia sobre el aborto, señalaron. Según el abogado Blanco, Adevida cuenta con unos 1.000 afiliados en Asturias y está plenamente coordinada con las del resto de España.

En los últimos días se han recibido en el hospital Nuestra Señora de Covadonga numerosas llamadas de mujeres de toda Espafía solicitando información sobre los dos abortos. Según fuentes del centro, se trata de mujeres presumiblemente con algún problema que deseaban abortar y que querían conocer como se habían planteado los dos casos asturianos.

Adevida negó que hubiese facilitado los nombres de las dos mujeres, y que aunque el portavoz aseguró que conocía la identidad de los dos médicos que habían actuado el pasado viernes, dijo que no los facilitaría.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_