Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La muerte de José Bódalo deja a la escena española sin uno de sus rostros mas conocidos

Formado en la escuela tradicional, el actor supo adaptarse al teatro moderno

El actor José Bódalo, de 69 años, falleció ayer, a las 17.25, en la clínica Ruber de Madrid, "tras una larga enfermedad de origen neoplásico" (canceroso), según el parte facilitado por el equipo médico que lo atendió. Bódalo nació en Córdoba, República Argentina, de donde era su madre, la actriz Eugenia Zúffoli. Actuó en decenas de filmes y obras teatrales, que labraron en su carrera una reputación de profesional solvente y, en ocasiones, de calidades interpretativas excepcionales. Fue un actor formado en la escena tradicional española, lo que no le impidió adaptarse con flexibilidad al teatro moderno, e intervenir en montajes de ruptura en la posguerra. Con la muerte del actor, la escena y el cine españoles pierden uno de sus rostros más conocidos.

Según informaron fuentes de la clínica Ruber, el último ingreso del actor en el hospital se produjo el pasado 19 de julio, y el lunes de esta semana fue internado en la Unidad de Vigilancia Intensiva.El 27 de diciembre de 1984, el actor fue intervenido en la citada clínica a causa de una hematuria (presencia de sangre en la orina). Poco antes había sido operado de la vejiga. La intervención practicada el 27 de diciembre fue compleja y precisó respiración asistida. Bódalo, según los médicos, venía padeciendo problemas en la vesícula desde algún tiempo antes, que motivaron la hematuria.

Posteriormente, y cuando se encontraba internado en la Unidad de Vigilancia Intensiva, los médicos hicieron un llamamiento a los donantes de sangre, pues se carecía de sangre del tipo 0 negativo, el del actor, y se producían constantes hemorragias. Se presentaron muchísimos más donantes de los necesarios.

Se vio en 'Goya'

El 27 de marzo, tres meses des pués de su ingreso, Bódalo salió de la UVI y se le destinó a otra habi tación de la clínica, donde perma neció hasta finales de abril. El actor volvió en varias ocasiones a la clínica para que le fuera realizado algún examen por scanner y otros tratamientos.

Estas permanencias fueron breves, y en todas ellas, al igual que el pasado 19 de julio, el actor entró por su propio pie. Acompañaron a José Bódalo en todo momento su esposa y dos hijas.

Una de las hijas declaró el 15 de mayo que su padre se encontraba bastante mejor, si bien no se sabía cuándo se restablecería por completo. Últimamente había podido verse en la televisión, en su interpretación del personaje de Carlos IV en la serie Goya, respecto a la cual no hizo ningún comentario.

El actor tenía previsto intervenir el 28 de diciembre en los actos conmemorativos del 50º aniversario del estreno de Yerma, de Federico García Lorca, en el teatro Español, de Madrid, en una lectura dramatizada de la obra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de julio de 1985