Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agricultores riojanos destruyen 800 toneladas de patatas

Agricultores riojanos han comenzado a destruir los excedentes de patata tardía que guardaban almacenados en varias cooperativas ante la falta de salida al mercado. Durante la última semana han sido enterradas en una gravera próxima a Santo Domingo de la Calzada 600 toneladas de patatas, y otras 200 toneladas más serán destruidas en los próximos días ante el avanzado estado de descomposición que presenta una parte del producto almacenado. En la recta final de una desastrosa campaña, las organizaciones agrarias estiman que la cantidad de patata tardía que se perderá este año en La Rioja por la paralización del mercado alcanzará las 12.000 toneladas.

Siguiendo las indicaciones de la Consejería de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, para evitar problemas sanitarios y de contaminación de aguas subterráneas, los enterramientos se están realizando a cierta profundidad, recubriendo las patatas con cal viva con el fin de que no puedan ser recogidas para usos comestibles.

Desde hace varias semanas los excedentes de patata tardía han dejado de cotizarse en el mercado. Las cooperativas de agricultores, que han mantenido una dura pugna con los almacenistas han llegado a la conclusión de que resulta más cara la comercialización del producto que su precio en el mercado, que ha descendido hasta una peseta por kilo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de junio de 1985