Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Cataluña, uno al mes

Entre 1969 y 1982, el censo de salas de cine en Cataluña bajó de 1.295 a 1.052, lo que supone el cierre de 1,56 cines al mes, según los datos recogidos por Caries José i Solsona (en un estudio de la Banca Mas Sardá).Uno de cada seis cines del censo español está radicado en Cataluña. Un 72,8 1 % de los cines cerrados estaba instalado en poblaciones de menos de 5.000 habitantes. Con todo, el censo oficial refleja una cifra mucho más optimista que la realidad. Sien 1969 había 1. 178 cines que realizaban proyecciones, en 1982 apenas se contabilizaban 684. La desaparición de cines va ligada al descenso en el número de espectadores. En 13 años se sitúa en una cifra de tres millones de espectadores menos cada año, a pesar de que uno de cada seis de los espectadores españoles es catalán. Mientras en 1969 un ciudadano de Cataluña iba 13,64 veces al cine en un año, en 1982 lo hacía 4,78 veces al año. El aumento en las recaudaciones se debe, siempre según los citados datos, al incremento en el precio de las entradas. Mientras un espectador medio gastaba en Cataluña 21,47 pesetas al año en 1969, en 1982 el gasto promedio se cifraba en 192,97 pesetas. Se calcula que el número de días de proyección de los locales abiertos es de 169 al año.

En este primer trimestre, la ciudad de Barcelona contempla el cierre del cine Padró y del Atenas.

En Castellón, según informa Nadal Escrig, cinco cines de los 10 con que contaba la ciudad han cerrado recientemente. En la provincia de Madrid, el cierre de salas es el más alto: tres al mes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de abril de 1985