Entrevista:

La traducción es una forma de creación según Angel Crespo

Para el poeta y crítico Angel Crespo, que obtuvo el pasado mes de diciembre el Premio Nacional de Traducción por su versión del Cancionero de Petrarca, las traducciones literarias deben ser tratadas como parte de la obra de creación de un autor, ya que la labor poética de recreación es esencial. Considerado como el mejor exegeta de Dante en nuestra lengua, ha traducido la obra de Fernando Pessoa y de otros poetas portugueses. "Toda lectura", afirma Crespo, "es en cierto modo una traducción, ya que no es más que la adaptación de un texto al lenguaje propio del lector".

Ángel Crespo, nacido en Ciudad Real en 1926 y afincado en Puerto Rico desde 1967, ha recibido en Lisboa la orden del Infante Don Henrique, otorgada por el presidente de la República, por sus trabajos de traducción y estudio de la literatura portuguesa, especialmente de Pessoa, de quien se conmemora, este año, el 5T- aniversario de su muerte. Su estancia en Portugal ha coincidido con la publicación en la revista Coloquio de su primer poema escrito originalmente en portugués.Pregunta. ¿Qué importancia tiene la cultura portuguesa en su obra?

Respuesta. Yo siempre he estado muy unido a esa cultura, y considero que tengo una afinidad espiritual con la poesía portuguesa. En el país vecino, conservo grandes amigos y estoy en contacto permanentemente con sus manifestaciones artísticas. He trabajado con las lenguas romances -actuales y medievales- y considero el portugués como una de las más bellas, por desgracia no suficientemente conocida en España.

P. Usted está considerado como el mejor especialista en nuestra lengua de la obra de Dante. ¿Cómo ha sido su ya larga relación con el poeta florentino?

R. Mi relación con Dante viene dada no sólo por mi interés en la literatura medieval latina, sino también por la visión sintética y totalizadora de la cultura de su tiempo y, sobre todo, por el uso del lenguaje y de los recursos estilísticos, que siempre merece la pena revisar y actualizar.

Los números en Dante

P. ¿Cuáles son los problemas fundamentales del traductor a la hora de enfrentarse a un texto?R. Se debe tener muy en cuenta ' en primer lugar, el estado de la evolución de la lengua en el momento del poeta, y cómo éste la enriqueció. Hay que conocer a fondo su idioma particular y su problemática.

Creo que los poetas deberían dedicar un tiempo a la obra de sus antecesores, aunque, de hecho, en toda obra poética hay parte de versión de los demás. La traducción literaria es siempre creativa.

P. ¿Cómo está la traducción literaria en nuestro país?

R. En España siempre ha habido buenos traductores, y en los últimos años las versiones literarias se están tomando muy en serio, aunque todavía hay algunos críticos que no citan al traductor. En Estados Unidos se ha realizado últimamente una experiencia interesante que consiste en una traducción literal de un texto, hecha por un especialista, que se entrega a varios poetas y éstos hacen sus versiones.

P. A pesar de vivir en Puerto Rico, usted ha seguido permanentemente en contacto con la cultura española y se le tiene por un gran conocedor de la poesía última que se escribe en España. ¿Qué opinión le merecen estos poetas?

R. Conozco la obra de varios poetas jóvenes y me gusta mucho. Lo que más me interesa de lo que se está haciendo ahora en España es la gran apertura de corrientes, enlazando con la tradición experimental de los años cuarenta. Se hace una poesía que contiene un mundo espiritual y mágico de gran importancia y hay varias corrientes con las que me siento muy identificado. Creo que se escribe una poesía de calidad y que varios poetas jóvenes tiene una gran categoría.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS