Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moscú aumenta su gasto militar por primera vez en cinco años

El incremento del presupuesto oficial de defensa soviético para 1985 fue el elemento más destacado de la sesión del Soviet Supremo de la URSS (Parlamento formal), que comenzó ayer en Moscú bajo la presidencia del máximo dirigente del país, Konstantín Chernenko. Ésta es la primera vez en los últimos cinco años que se aumenta el presupuesto de defensa, cuya estabilidad había sido ensalzada reiteradamente por las autoridades de la Unión Soviética. Moscú planea gastar el año próximo, según las cifras oficiales, 19.063 millones de rubios (más de 3,5 billones de pesetas) en el apartado defensivo.La sesión del Soviet Supremo -organismo compuesto por dos cámaras legislativas y 1.500 diputados en total- continúa hoy, y su fin principal es aprobar el plan económico para 1985 y el presupuesto para este ejercicio. En esta ocasión, y de forma inhabitual, la reunión de otoño de las cámaras parlamentarias -convocadas dos veces al año- se celebra sin haber estado precedida de una sesión plenaria del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), compuesto de algo más de 300 miembros.

Normalmente, el Soviet Supremo se limita a ratificar unánimemente las decisiones ya adoptadas en los plenos del Comité Central, organismo que ejerce la función de foro asambleario más importante en la vida política de la URSS. Este otoño, una reunión del Politburó cumplió con la función tradicionalmente encomendada al Comité Central.

Junto a Konstantín Chernenko, que se hallaba en la primera fila de autoridades, se encontraban (por orden de lejanía del primer dirigente soviético) el jefe del Gobierno, Nikolai Tijonov; el ministro de Exteriores, Andrei Gromiko, y el benjamín del Politburó, Mijail Gorbachov, quien había estado ausente en algunas ocasiones importantes en el inmediato pasado.

Gorbachov ocupaba el puesto que en idéntica ocasión el año pasado estuviera reservado al ministro de Defensa, el mariscal Dimitri Ustinov, quien no acudió ayer a la sesión del Soviet Supremo. Ustinov, de 76 años, apareció en público por última vez a finales de septiembre y, según fuentes soviéticas, se encuentra enfermo, aunque la naturaleza de su enfermedad se desconoce.

Mantener el equilibrio

Entre los diputados presentes en la sesión inaugural del Soviet Supremo podía verse al mariscal Nikolai Ogarkov, antiguo primer viceministro de Defensa y jefe del Estado Mayor, destituido de sus cargos en septiembre pasado. Ogarkov iba vestido de mariscal y se movía con aire relajado.Para 1985, el presupuesto de defensa soviético será formalmente de 19.063 millones de rublos, lo que supone el 4,9% de los gastos totales del presupuesto (391.300 millones de rublos). El año pasado, el presupuesto de defensa era de 17.054 millones de rublos y suponía el 4,66% de los gastos totales.

Los dirigentes soviéticos han puesto un interés manifiesto en dejar claro que el presupuesto de defensa va a aumentar. "La Unión Soviética no busca la superioridad militar, pero no permitirá que se altere el equilibrio militar-estratégico", dijo, para justificar el incremento, el ministro de Finanzas soviético, Vasili Garbuzov, ante los diputados. Estas palabras, pronunciadas en una exposición que duró más de una hora, fueron recogidas por la agencia soviética Tass.

En opinión de veteranos observadores occidentales, el aumento presupuestario en materia de defensa forma parte de la estrategia que respaldará al ministro de Asuntos Exteriores, Andrei Gromiko, cuando se encuentre con su colega norteamericano, George Schultz, en enero próximo en Ginebra.

Precisamente en diciembre pasado, en la sesión del Soviet Supremo equivalente a la que ahora se celebra, se abogaba por una reducción de los gastos de defensa. En aquel entonces Ios dirigentes soviéticos reiteraron a los países de la OTAN su propuesta para limitar los gastos militares y destinar las cantidades desviadas a la economía civil.

Respuesta a EE UU

El aumento del presupuesto de defensa es contemplado por los observadores políticos en Moscú como una respuesta al deterioro de la situación internacional y al incremento norteamericano en gastos de defensa, partida a la que en el año 1985 se dedicarán 297.000 millones de dólares (unos 50 billones de pesetas). Con todo, el presupuesto oficial de defensa soviético supone sólo una pequeña parte del presupuesto real, que se halla disperso en diversos conceptos y dividido entre diferentes ministerios. Los servicios de inteligencia occidentales hablan de cantidades situadas entre un 12% y un 18% del presupuesto global.Para el año 1985 se prevé un aumento de la renta nacional (el equivalente socialista al producto nacional bruto) de un 3,5% y una subida del 3,9% en la producción industrial, según manifestó ayer el jefe del Comité de Planificación Estatal, Nikolai Baibakov. Éste reconoció que los resultados de la agricultura durante el plan quinquenal que concluye a finales del año próximo no están a la altura de lo previsto. Baibakov lo achacó básicamente a las malas condiciones climáticas.

En cuanto a los resultados previstos para el año que concluye, Baibakov señaló un aumento del 3,1 % en la renta nacional y del 4,4% en la producción industrial. En la industria, la productividad laboral aumentará un 4%. El funcionario criticó actividades de gestión en el campo de la energía y la tecnología y anunció un aumento de la producción del petróleo del 2% para el año próximo y de un 18% en la producción de gas natural.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de noviembre de 1984

Más información

  • El presupuesto soviético de defensa para 1985 asciende, oficialmente, a 3,5 billones de pesetas