Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vigo se convierte en la capital fotográfica de Galicia

Ciento cuarenta y un años después de que en La Coruña se impresionara el primer daguerrotipo del que se tienen noticias, Vigo se ha transformado, durante este mes, en la capital fotográfica del viejo reino gallego, intentando recuperar la memoria histórica estereotipada por los fotógrafos del país. Ante el asombro del público que acude a las tres exposiciones, la I Fotobienal 84 muestra, por primera vez en Galicia, la obra de 44 fotógrafos gallegos de todos los tiempos.

MÁS INFORMACIÓN

Con un presupuesto de cuatro millones de pesetas, aportados por la Xunta de Galicia y por el Ayuntamiento de Vigo, el colectivo de fotógrafos Canbranco pretende, desde esta muestra, la dinamización y difusión del arte fotográfico, al mismo tiempo que se trabaja en la recuperación de importantes archivos particulares en trance de desaparecer.La Fotobienal 84 bien pudiera haber nacido bajo el epígrafe de Cien años de fotografía gallega, puesto que los tres apartados en que se divide la muestra ofrecen una clara panorámica de lo que la fotografía ha sido, es y significa en este país; sin embargo, reservan el enunciado para una de las exposiciones, en la que se ofrece la obra. de 10 autores, desde Luis y José Serraller o Francisco Zagala, que abren sus estudios en el último tercio del siglo XIX, hasta Manuel Ferrol o Emilio Labandeira, ya considerados como clásicos, pero aún en activo, pasando por los magníficos reportajes de Suárez, Pintos, Ksado o Veiga Roel.

El segundo apartado, Crónica de una ciudad, complementa el primero, aunque ciñe la narración al casco urbano de Vigo. Las cámaras de Pacheco, Llanos (abuelo, padre e hijo), Bello, Sánchez, Bellver, Bene, Raniero Fernández, Casado y otras anónimas, muchas veces vinculadas al periodismo local, han ido captando un siglo y medio de progreso y la transformación de una villa marinera de 15.000 habitantes de mediados del XIX hasta el maremágnum actual de gran ciudad con más de 300.000 habitantes. Los organizadores han puesto especial énfasis en concienciar a los poseedores de colecciones particulares, clichés, placas o simples copias para que las pongan a su disposición con el fin de crear una fototeca llamada a proteger y clasificar el patrimonio fotográfico de Galicia.

En la tercera exposición cronológicamente hablando, 26 fotógrafos actuales dan una clara visión de cuáles son los derroteros por los que camina el arte fotográfico en Galicia.

Originalidad

Plásticamente, es el apartado más interesante, en el que se combinan los distintos estilos y modos de entender la fotografía actual. Desde el reportaje periodístico de autores tan conocidos como Xurxo Lobato, Delmi Álvarez, Fernando Bellas o Mundo Cal, hasta la experimentación abstracta de Manuel Janeiro, Víctor Baqueiro o Manuel Sendón, pasando por los juegos de Xoan Piñón, los trabajos de estudio de Raúl Vázquez, Moncho Rama o Espinar y los montajes de José Abad, Kukas o Marta Filgueira. Se palpa una gran inquietud y conocimiento de las técnicas modernas. y las posibilidades plásticas de este arte, casi siempre con vinculaciones a conocidas corrientes europeas o norteamericanas, pero con una impronta de originalidad patente en la mayoría de las obras.

Naturalmente, estos 44 fotógrafos no son los únicos que configuran el mundo de la fotografía en Galicia. En el apartado histórico aguarda turno para las próximas bienales una interesante nómina, mientras que nuevas firmas esperan ser seleccionadas para la edición de 1986.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de noviembre de 1984