Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'De París'

La Fotobienal 84 de Vigo ha puesto de manifiesto la importancia histórica y plástica de la fotografía en Galicia, donde una vieja tradición habla de solera en este arte de las cámaras oscuras, la farmacopea del laboratorio y la búsqueda de nuevas dimensiones plásticas. En 1843, Enrique Luard, vendedor de instrumental científico, fija el primer daguerrotipo en La Coruña, y desde ese momento crucial, un numeroso grupo de personas se lanzan a la conquista de la fotografía en Galicia, llegando a montarse en Santiago de Compostela, durante 1858, la primera exposición regional.La sociedad pequeñoburguesa quiere inmortalizarse y desfila por los flamantes estudios, equipados con los más extraños aparejos, que aquellos iluminados decían traer de la capital de Francia. Así, no resulta extraño que en las tarjetas y reversos de las fotos aparezca la coletilla "fotografía de París". Algunos apellidos hablan incluso de un origen foráneo, como Sellier, Luard, Buch, Schmidt o Prosperi, que uniéndose en la ciudad con otros apellidos locales dan lugar a estirpes de fotógrafos aún hoy vigentes.

Siglo y medio de fotografía en Galicia exige, en el presente, una importante labor de recuperación y clasificación ante el deterioro cada vez más grave de los archivos, habiendo llegado a comprobarse la destrucción de placas de cristal de 18 por 24 centímetros con el único fin de emplearlas como vidrio, e incluso han desaparecido colecciones completas que configuran el patrimonio de los precursores de la fotografía en Galicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de noviembre de 1984