Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GALICIA

Pescadores de Cangas se oponen a la implantación de 150 bateas mejilloneras

La autorización de la Consejería de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Xunta de Galicia para instalar 150 bateas mejilloneras en la ensenada de Limens, a fin de descongestionar otras zonas de la ría de Vigo, ha suscitado una fuerte oposición por parte de los pescadores de bajura de Cangas (Pontevedra), que han amenazado con impedir por la fuerza la implantación de los polígonos mejilloneros en vista de que la Xunta no está dispuesta a paralizarla.Ayer por la tarde los pescadores, acompañados por el alcalde, Lois Pena, a bordo de: barcas de pesca y portando pancartas contra las mejilloneras, intentaron interrumpir el desarrollo de la regata de traineras Conde de Fenosa, que se celebró en Moaña. La fuerte presencia de lanchas de vigilancia de la Comandancia de Marina de Vigo, alertadas ante tina posible acción de este tipo, impidió que los pescadores consiguieran su propósito.

Esta acción viene precedida de un intento de diálogo con la Administración autonómica., que tuvo lugar el pasado viernes cuando el patrón mayor de la cofradía de Cangas, el alcalde y 30 pescadores más ocuparon la, delegación de la Consejería de Pesca y consiguieron entrevistarse con el. delegado y con el conselleiro.

El conselleiro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Garrido, pidió la intervención de la Policía Nacional para desalojar a los pescadores y dijo que no negociaría bajo ningún tipo de presión". Esa misma tarde tuvo lugar una nueva entrevista entre pescadores y alcalde por un lado, y con el conselleiro, el delegado y representantes de los mejilloneros por otro, sin llegarse tampoco al acuerdo de pa,ralizar la instalación de bateas en tanto no sea fallado el recurso contencioso administrativo presentado por los pescadores contra la autorización otorgada por la Xunta. Por otra parte" los pescadores utilizan la zona de Limens para la pesca de bajura y el marisqueo, con lo que se da trabajo a unas 200 familias.

En una asamblea celebrada ayer por los pescadores de Cangas se decidió recurrir a medidas de presión cada vez más contundentes, e incluso no se descarta, que pueda atentarse contra las bateas ya instaladas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de agosto de 1984