Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La toma de posesión del presidente de Ecuador da lugar a reuniones al máximo nivel sobre la crisis centroamericana

La ciudad de Quito será hoy, con la toma de posesión del nuevo presidente de Ecuador, el socialcristiano León Febres Cordero, lugar de encuentro de numerosas personalidades políticas de todo el mundo, entre ellas cinco presidentes latinoamericanos. La máxima expectación está centrada en el encuentro previsto entre el vicepresidente de Estados Unidos, George Bush, y el número dos del régimen nicaragüense, Sergio Ramírez, que mantendrán la entrevista de más alto nivel celebrada entre, ambos. países desde que Ronald Reagan llegó a la Casa Blanca en 1981. También se reunirán tres de los presidentes del grupo de Contadora (los de Panamá, Colombia y Venezuela) y los cuatro cancilleres del grupo.

Si bien no se ha dado a conocer la agenda de la entrevista entre Bush y Ramírez, ni la fecha de la misma -aunque se presume que sea hoy mismo-, con toda seguridad abordarán la crisis centro americana y las relaciones entre Nicaragua y Estados Unidos gravemente deterioradas por la ayuda que el Gobierno norte americano presta a los grupos que combaten con las armas al régimen sandinista, al que Reagan ha críticado constantemente por su política de rearme y la presencia de asesores militare cubanos y soviéticos.Otro tema previsiblemente esencial en el orden del día de la reunión será el de las eleccione presidenciales que Nicaragua ha convocadas para el próximo 4 de noviembre y a las que la oposición ha decidido no presentarse.

La situación en Centroamérica será también el telón de fondo de la reunión que mantendrán los presidentes de tres países del grupo de Contadora: Belisario Betancur, de Colombia; Jaime Lusinchi, de Venezuela, y Jorge Illueca, de Panamá. El cuarto de los integrantes del grupo, México, estará representado por su canciller, Bernardo Sepúlveda.

En el encuentro se analizarán los comentarios y recomendacio nes hechos por Honduras, Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Costa Rica al Acta para la Paz y la Cooperación en Centroamérica, puesto a disposición de los países centroamericanos por el grupo de Contadora.

Asimismo, los presidentes de Argentina, Raúl Alfonsín, y Bolivia, Hernán Siles Zuazo, se reunirán con sus homólogos de Venezuela, Colombia y Panamá además del de Ecuador. En todos estos encuentros, el tem central será la deuda exterior la tinoamericana, que supera los 350.000 millones de dólares.

Esta multiplicación de encuen tros y entrevistas, dominados por un total hermetismo oficial sobre su contenido, acompañarán a la primera transición democrática en muchos años en Ecuador. En 1979, tras 10 año de dictaduras, asumió la presidencia Jaime Roldós, trágicamente fallecido el 24 de mayo de 1981 (al estrellarse el avión en que viajaba en circunstancias aún no esclarecidas). Le sucedió el democristiano Osvaldo Hurtado, hasta enconces vicepresidente, y a éste le sucederá hoy León Febres Cordero.

El dirigente derechista asume la presidencia de Ecuador tras haber ganado las elecciones presidenciales del pasado 6 de mayo, cuando alcanzó 1.382.000 votos, aventajando al socialdemócrata Rodrigo Borja, que sumó 1.229.000 sufragios. Empresario de 54 años, graduado en Estados Unidos, el nuevo presidente de Ecuador se confiesa un ferviente partidario de la economía libre de mercado.

El nuevo Gabinete de Febres Cordero está formado en su mayor parte por empresarios y personalidades ligadas al mundo financiero, escasamente tres ministros, que desempeñarán sus funciones en carteras de Educación, Bienestar Social y Relaciones Exteriores, tienen militancia partidaria en diversos partidos conservadores. Esta situación llevó al democristiano Osvaldo Hurtado a señalar que el nuevo Gobierno es de "gerentes propietarios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de agosto de 1984

Más información

  • Habrá entrevistas de cancilleres y jefes de Estado del 'grupo de Contadora' y un encuentro Bush-Ramírez