Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rusos conmemoran la muerte del poeta disidente Boris Pasternak

La tumba del escritor soviético Boris Pasternak se convirtió ayer en foco de atracción de numerosas personas que, a lo largo del día, acudieron con flores y libros de poemas al cementerio de Peredielkino en las afueras de Moscú, para conmemorar el aniversario de la muerte del autor de Doctor Zhivago, ocurrida el 30 de mayo de 1960. Considerado uno de los grandes poetas soviéticos, Pasternak cayó en desgracia a raíz de la publicación en Italia (1957) de su novela El doctor Zhivago.

MÁS INFORMACIÓN

Doctor Zhivago, a diferencia de la obra de Solyenitsin Un día en la obra de Ivan Denisovich, transgredió los límites de la permisividad editorial de la época de Nikita Jruschov. Pasternak se vio obligado a renunciar al Premio Nobel en 1958 y fue expulsado de la Unión de Escritores de la URSS.Pese a que la calidad de Pasternak como poeta no ha sido nunca puesta en cuestión en la URSS, su figura resultó largo tiempo embarazosa para las instancias oficiales. En los últimos años, sin embargo, éstas parecen casi del todo reconciliadas con el autor. A finales de 1982 se publicó en la URSS un volumen de 500 páginas con prosa de Pasternak. Los 100.000 ejemplares de la edición se agotaron a los pocos días. Por otra parte, poemas contenidos en El doctor Zhivago se publicaron en 1980 en la revista Novy Mir. En opinión de medios culturales en la capital soviética, estas publicaciones cierran la polémica sobre la rehabilitación del artista, aunque la rehabilitación definitiva sólo la dará la publicación de El doctor Zhivago, que, por a hora, se augura dificil. Para la enciclopedia soviética, en esta novela "queda expresada una relación negativa hacia la revolución".

Cada año, al cumplirse el aniversario de la muerte de Pasternak, sus admiradores acuden a su tumba y allí recitan poemas o intercambian versos no publicados, copiándolos a mano sobre los bancos del cementerio. Entre las personas que ayer pasaron por el cementerio de Peredelkino se encontraba Olga Ivinskaia, la mujer con la que Pasternak compartió los últimos años de su vida y que sirvió de fuente de inspiración al personaje de Lara. Ivinskaia, una mujer de cabello gris y aspecto pensativo, fue condenada por los tribunales soviéticos, acusada de haber proporcionado El doctor Zhivago a la editorial Feltrinelli y de haber cobrado los derechos de autor.

En Peredelkino, una zona residencial de arboladas avenidas se encuentra también la casa donde Pasternak trabajó y murió. Se trata de una bella mansión con un amplio jardín, que ha sido objeto de un largo litigio entre la Unión de Escritores de la URSS y la familia del autor, que sigue residiendo en la vivienda. Allí, en una amplia habitación casi sin muebles está la mesa de trabajo de Pasternak, su gorra y una biblioteca repleta de autores clásicos, muchos de los cuales él mismo tradujo al ruso. En el repertorio de los estantes se encuentran varios ejemplares de El doctor Zhivago en diversos idiomas y también en ruso. Esta versión, con el sello editorial del congreso de EE UU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de mayo de 1984