Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ondárroa protesta con paros y manifestaciones por el ataque francés a los dos pesqueros vascos

La zozobra y la indignación seguían dominando ayer el ambiente reinante en Ondárroa, cuya población entera se lanzó a la calle en protesta por el ataque de que fueron víctimas el pasado miércoles dos pesqueros con base en el puerto de la villa marinera vizcaína. "Franceses asesinos no nos moverán" y "Mar sí, guerra no", fueron las consignas más coreadas por los manifestantes, en euskera y castellano. Tanto el puerto como las fábricas y comercios locales permanecieron paralizados durante toda la jornada. El presidente del Gobierno vasco, Carlos Garaikoetxea, recalcó la necesidad para los vascos de tener "un poder político que nos permita responder por nosotros mismos".

La manifestación había sido convocada a última hora de la noche anterior en una asamblea celebrada en la cofradía de pescadores. La convocatoria de esa manifestación fue el único acuerdo concreto a que llegó la asamblea de la víspera, quedándose en concretar posteriormente, de acuerdo con los armadores, otras posibles medidas. Los barcos que se encuentran faenando, con licencia no regresarán de momento a puerto. La. propuesta de renunciar en bloque a todas las licencias con el fin de "plantear la lucha todos unidos" fue considerada poco realista por la mayoría de los patrones y tripulantes, "ya que entonces darían esas licencias a pesqueros de otros puertos del Cantábrico, con lo que no habremos adelantado nada".El pleno extraordinario del ayuntamiento, integrado por 11 concejales del PNV, 5 de Herri Batasuna y 1 de Euskadiko Ezkerra, aprobó por unanimidad una declaración de 10 puntos en la que . se califican los hechos como "salvaje agresión", se critica la actitud de la CEE y la "mala política del Gobierno español sobre el problema de la pesca", y se plantean diversas exigencias. En sus dos puntos esenciales, el pleno municipal denunció "las facilidades dadas al Mercado Común en materia de importaciones de pescado" y acordó "crear una comisión municipal que lleve adelante la exigencia al Gobierno español de creación de puestos de trabajo en tierra para absorber los excedentes de una futura reconversión del sector". Respecto al Gobierno autónomo, el ayuntamiento "constata la falta de competencias del Gobierno vasco, al mismo tiempo que exigimos las competencias para el mismo".

Por su parte, el lendakari Garaikoetxea, a la salida del Parlamento vasco, habló de "brutalidad incalificable" y dijo que el incidente del miércoles debería servir "para damos cuenta de qué clase de vecinos tenemos". Garaikoetxea añadió que "en la medida en que el problema no tenga una solución adecuada y una respuesta contundente, este hecho nos servirá a los vascos para darnos cuenta de lo necesario de tener un poder político que nos permita responder por nosotros mismos",

Jose Ramón Gorricho, uno de los propietarios del buque alcanzado por la cañonera francesa, negó que el pesquero estuviera faenando en el momento de su captura, y aseguró que se dirigía a aguas internacionales. "La prueba de que no estaban pescando es que en sus bodegas no se ha encontrado pesca alguna, y además, la profundidad de las aguas en aquella zona impide de hecho la pesca por el método de arrastre, que es el utilizado por nuestro barco".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de marzo de 1984

Más información

  • Garaikoetxea recuerda que los vascos deben poder responder "por sí mismos"