Sanidad suspende, durante cinco años de empleo y sueldo al doctor Cristóbal Martínez Bordiú

El doctor Cristóbal Martínez-Bordiú, marqués de Villaverde, ha sido suspendido durante cinco años de empleo y sueldo como jefe del Departamento de Cirugía Torácica y Cardiovascular, del Centro Especial Ramón y Cajal, de Madrid, por una resolución del Ministerio de Sanidad y Consumo, según ha sido comunicado al interesado. La sanción impuesta se basa en "el bajo rendimiento del servicio" y se incluye en uno de los expedientes incoados con motivo del fallecimiento de un paciente de dicho centro hospitalario, en agosto de 1982.

El día 29 de agosto de 1982 falleció en la Clínica Puerta de Hierro de Madrid, Eugenio Calleja. Durante la noche del día anterior, sábado, Eugenio Calleja fue trasladado a este centro sanitario desde el Centro Especial Ramón y Cajal, de Madrid, conocido como el Piramidón, donde se hallaba internado, para ser intervenido quirúrgicamente porque ningún cirujano del Ramón y Cajal pudo operarlo. El enfermo, que padecía un aneurisma disecante de aorta, falleció pocas horas después de la operación, que duró ocho horas.El doctor Cristóbal Martínez- Bordiú, marqués de Villaverde y yerno del ex jefe del Estado Francisco Franco, era el jefe del Departamento de Cirugía Torácica y Cardiovascular del Centro Especial Ramón y Cajal, y se encontraba en situación de baja laboral desde hacía siete meses por una dolencia en un hombro. Asimismo tenía subsumida la jefatura del Servicio de Cirugía Cardíaca de dicho departamento, en el que también se integraban los servicios de Cirugía Torácica, a cargo del doctor Candela, y de Cirugía Vascular, a cargo del doctor Alonso Castrillo.

Aquel día 29 de agosto de 1982, el doctor Castro Franco, médico de guardia del Servicio de Cirugía Cardíaca de adultos del Piramidón, consideró que no estaba suficientemente capacitado para operar a Eugenio Calleja y se negó a hacerlo, poniendo el hecho en conocimiento del jefe del hospital, cargo que ocupaba ese día el doctor Botello.

La investigación

Paralelamente, el hijo de Eugenio Calleja hizo un llamamiento de socorro por Radio Nacional de España "porque no había ningún médico que, pudiera operar a su padre". Posteriormente, y ese mismo día, los doctores Castro Franco y Daniel Celemín denunciaron públicamente la presunta desorganización y anomalías en el, funcionamiento de dicho servicio.Como consecuencia del suceso, el entonces director general del Instituto Nacional de la Salud, José María Fernández Cuevas, inició una investigación de los hechos. Un mes más tarde, el Insalud sacó a concurso la plaza de jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca.

Dos meses más tarde de la muerte de Eugenio Calleja, se ordenó la apertura de expediente. administrativo al doctor Martínez-Bordiú, y a los jefes adjuntos del Servicio de Cirugía Cardíaca, doctores Castro Franco y Daniel Celemín. Al primero, por el traspaso irregular de la dirección del servicio, al ser dado de baja médica. Este traspaso lo efectuó primero, al doctor Abella, miembro de su equipo, y, posteriormente, al doctor Alonso Castrillo, jefe del Servicio de Cirugía Vascular. Y, a los segundos, por la forma en que denunciaron públicamente asuntos internos de su servicio.

Comunicado al interesado

A principios del pasado mes de junio, la Subdirección General de Inspección del Insalud informó al consejo general de este organismo que, el expediente del doctor Martínez-Bordiú estaba ultimado, aunque pendiente de resolución. Según, fuentes solventes, dicha resolución, del Ministerio de Sanidad y Consumo, ha sido recientemente comunica da al interesado y establece la suspensión de empleo y sueldo en su cargo durante un período de cinco años "por bajo rendimiento del servicio". , "La suspensión no entrará, en vigor en tanto que el doctor Martínez-Bordiú no se incorpore en activo a su puesto", han explicado las mismas fuentes. Cristóbal Martínez-Bordiú se encuentra, en la actualidad, en condición de funcionario excedente por un período no inferior a un año. Por otra parte, se desconoce si el sancionado, con quien este periódico no pudo establecer contacto ayer, interpondrá recurso ante dicha resolución. El marqués de Villaverde estaba ayer fuera de Madrid, según informaron en el domicilio asiste a un congreso científico, posiblemente fuera de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 16 de enero de 1984.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50