Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acuerdo para restaurar el palacio de los Reyes de Navarra

El Ayuntamiento de Pamplona y la Caja de Ahorros Municipal han llegado a un acuerdo para restaurar el palacio de los Reyes de Navarra de esta ciudad, edificio que data del siglo XII y que actualmente se encuentra en grave estado de ruina como consecuencia de su abandono, al igual que sucede con el antiguo hospital militar, que también se ha incluido dentro de este plan de rehabilitación. La entidad de ahorro destinará inicialmente 12 millones de pesetas para la redacción de los proyectos de recuperación de estos inmuebles, de valor histórico-artístico.Los dos edificios, ubicados en el casco viejo, se están hundiendo debido a la desidia de todas las instituciones, entre ellas el propio Ayuntamiento de Pamplona, según reconoció el alcalde, Julián Balduz. "La caja", explicó Balduz, "está muy sensibilizada con este problema y por eso se ha mostrado dispuesta a financiar la recuperación del palacio de los Reyes y del hospital militar". En un primer momento, esta entidad de ahorro destinará un millón de pesetas a la realización de un anteproyecto, mientras que en la segunda fase aportará 10 millones de pesetas para los honorarios del equipo encargado de redactar los proyectos de rehabilitación de estos edificios.

El palacio de los Reyes de Navarra fue erigido a finales del siglo XII por Sancho VI. Su hijo y sucesor, Sancho el Fuerte, lo cedió al obispo de Pamplona. Los monarcas sucesivos trataron de anular dicha donación, hasta que el rey Carlos IIl lo cedió de nuevo al obispado. Tras ser conquistada Navarra, los virreyes nombrados por el rey pasaron a residir en esta mansión. A partir de 1841, y hasta 1972, acogió a los capitanes generales de Navarra. En su última época, el palacio se convirtió en gobierno militar.

Los antecedentes históricos del hospital militar se remontan al siglo XIII. Inicialmente se trataba de un convento de los dominicos, que fue demolido en parte a finales del siglo XV. En 1519 se iniciaron las obras del nuevo convento y desde 1590 se destinó a hospital militar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de diciembre de 1983