Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El rearme en Europa

La 'doble decisión' de 1979

El 12 de diciembre de 1979, los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de la OTAN (de la que aún no, era miembro España) decidieron -a pesar de las reticencias de Holanda y Bélgica- avanzar a la vez por dos caminos paralelos y complementarios "para impedir una carrera de armamentos en Europa provocada por el incremento de las fuerzas nucleares de teatro soviéticas", es decir, de misiles SS-20 (con tres ojivas cada uno).Ese día, los aliados (con la excepción de los países que no formaban parte del mando militar integrado, es decir Francia y, por entonces, Grecia) decidieron modernizar sus arsenales europeos mediante el despliegue de 572 misiles norteamericanos - 108 Pershing 2 y 464 misiles de crucero-, todos ellos equipados con una única cabeza nuclear cada uno. Simultáneamente, los aliados instaron a EE UU y la URSS a iniciar negociaciones para obtener un equilibrio en la presencia de armas nucleares dio alcance medio en territorio europeo.

Transcurrido sin éxito el plazo que los europeos dieron a las dos superpotencias para negociar sobre las INF (Intermediate Nuclear Forces, Fuerzas Nucleares de Alcance Medio), el despliegue de los nuevos cohetes norteamericanos acaba de comenzar, provocando ayer la suspensión indefinida, a instancias de la URSS, de las negociaciones de Ginebra. Si no media un acuerdo entre Moscú y Washington, 108 Pershing 2 serán desplegados en la RFA, y 464 misiles de crucero se repartirán entre el Reino Unido (160), Alemania Occidental (112), Italia (96), Bélgica (48) y Holanda (48).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de noviembre de 1983