Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Comienza el despliegue de los euromisiles

EE UU reafirma su voluntad de proseguir las negociaciones sobre desarme

La Casa Blanca formulé ayer una declaración en la que señala que es posible llegar a un acuerdo con la Unión Soviética sobre los euromisiles y reafirmó su determinación de proseguir las negociaciones norteamericano-soviéticas de Ginebra tras la llégada de los primeros misiles de crucero al Reino Unido, informa desde Washington la agencia France Presse."Estimamos que todos los elementos necesarios para llegar a un acuerdo están sobre, la mesa de negociaciones y que existe la posibilidad de un acuerdo", afirmó ayer Larry Speakes, portavoz de la Casa Blanca, recordando que Estados Unidos propuso el lunes fimitar a 420 el número global de ojivas nucleares de alcance intermedio desplegadas por las dos superpotencias tanto en Europa como en Asia.

Según Larry Speakes, los soviéticos no han respondido "específicamente" a la nueva propuesta norteamericana, pero la agencia soviética Tass la rechazó afirman do que no contenía nada nuevo.

Speakes señaló la voluntad de Estados Unidos y de sus aliados de reanudar las discusioqes tras la pausa de Navidad, a pesar de la "ausencia de respuesta" de los soviéticos a todas las propuestas formuladas por Washington hasta el presente.

"Hemos hecho todo lo posible para llegar a un acuerdo durante este año, y si no lo conseguimos, las negociaciones deberán proseguir tanto tiempo como sea necesario, con el fin de llegar a un acuerdo lo antes posible", agregó Speakes. Esta reafirmación de la postura de Estados Unidos se produce 24 horas después de la llegada al Reino Unido de los primeros misiles de crucero norteamericanos. En total, 464 misiles de crucero y 108 Pershing 2 deben ser desplegados en cinco paises europeos a partir del 1 de diciembre, en ausencia de un acuerdo en las negociaciones de Ginebra.

La actitud soviética

La URSS rechazó la nueva propuesta norteamericana, considerándola "absolutamente inaceptable", según una declaración divulgada por la agencia Tass.

La agencia oficial soviética ha señalado que las nuevas propuestas de Estados Unidos no eran nada más que una nueva formulación de "la solución intermedia, que es absolutamente inaceptable para la Unión Soviética". Según Tags, la nueva iniciativa de Washington no revela "la menor traza de un acercamiento" con respecto a las posiciones norteamericanas y soviéticas sobre el desarme.

Anteriormente, en un despacho de la Tass fechado en Washington, la agencia oficial soviética había estimado que EE UU no había modificado en nada su "posición obstruccionista" en Ginebra, y que sus nuevas propuestas no eran más que una "maniobra de propaganda".

Por su parte, la agencia oficiosa soviética Novosti ha señalado que la Administración Reagan quería dar una impresión de "flexibilidad" con el único fin de ejercer una influencia sobre el Parlamento de la República Federal de Alemania en favor del despliegue de los misiles Pershing 2 en el país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de noviembre de 1983