Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Jornada pacifista en Europa

Proliferación de acciones masivas en toda Europa

Varias decenas de miles de personas salieron ayer a la calle en Estocolmo, Viena y París, respectivamente, para oponerse a la instalación de nuevos misiles nucleares, mientras, en Washington, el presidente norteamericano Ronald Reagan acusaba a Moscú de "explotar" las manifestaciones pacifistas para llevar a cabo una "campaña de intimidación" de cara a Occidente.En la capital sueca, una multitud calculada entre 25.000 y 100.000 personas, según las fuentes, participó en la manifestación, que formó una gigantesca cadena entre las sedes de las representaciones diplomáticas de EE UU y la URSS, distantes unos 20 kilómetros entre sí, según informó Ricardo Moreno desde Estocolmo. El primer ministro sueco, Olof Palme, declaró que "la movilización de todos más allá de las fronteras es el único método de parar la locura de la carrera de armamentos".

En Viena, unas 5.000 personas formaron una cadena humana en las calles, sembradas de carteles y octavillas contra la presencia de las tropas americanas y soviéticas en Europa. Ninguno de los tres principales partidos políticos del país participó oficialmente.

Unas 20.000 personas acudieron a la manifestación celebrada en París, según informó France Presse. A la cabeza del cortejo figuraban varios dirigentes comunistas. El partido socialista había decidido no participar.

Otras manifestaciones tuvieron lugar en Grecia, donde varios miles de personas se concentraron cerca de una estación de radar americana en el norte del país, y en Nueva York, donde unas 2.000 personas, según fuentes policiales, formaron una cadena humana entre las delegaciones de la Unión Soviética y EE UU en las Naciones Unidas.

En los países europeos del Pacto de Varsovia se han registrado este fin de semana diversos actos de carácter pacifista y se anuncian otros nuevos para la próxima semana. No obstante, en Checoslovaquia fueron detenidos tres jóvenes italianos que querían manifestarse a favor de la paz en Praga, según informó Efe desde Viena. La URSS tendrá, a su vez, su propia semana del desarme", que se inicia hoy con un "tren de la paz" que atravesará todo el país, de sur a norte, hasta el mar Báltico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de octubre de 1983