Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Aranda estrena una comedia histórica sobre la amistad entre Isabel II y Pérez Galdós

La obra teatral Isabel, reina de corazones, cuyo autor es Ricardo López Aranda, se estrena hoy en el teatro de la Comedia, de Madrid, bajo la dirección de Antonio Mercero. Se trata de una comedia histórica con sentido poético, que contiene ciertos elementos dramáticos. Según ha manifestado Ricardo López "se trata de una tragicomedia que narra los acontecimientos históricos de la amistad mantenida entre el diputado republicano Benito Pérez Galdós e Isabel II; casi toda la acción de la obra se desarrolla en el salón del palacio de Castilla, en París, en donde Isabel II abdica en su hijo Alfonso XII".

Los principales intérpretes de Isabel, reina de corazones son Nati Mistral, que vuelve a los escenarios españoles después de doce años, en el papel de Isabel II; Víctor Valverde, como Benito Pérez Galdós; Vicente Parra, como el rey Francisco de Asís, marido de Isabel; Sor Patrocinio es interpretada por Aurora Redondo, y Conchita Montes interpreta el papel de Eugenia de Montijo, amiga de la Reina.Ricardo López Aranda, según comenta, escribe sus obras por encargo, como lo hacían Lorca o Lope de Vega; "precisamente, esta comedia me la pidieron Juanjo Seoane y Nati Mistral; por eso el personaje de Isabel II está escrito especialmente para ella. Es, de destacar en la obra el contraste entre la timidez de Benito Pérez Galdós con el fuerte espíritu de la reina de España; la amistad surgida entre dos personajes de la historia tan distintos entre sí y el punto de vista que mantiene cada uno con respecto a ciertos acontecimientos que se van sucediendo".

Para el autor de la obra, esta tragicomedia se acerca bastante a los acontecimientos históricos por los que atraviesa España, desde el momento en que conviven un Gobierno socialista y una Monarquía constitucional, "aunque Benito Pérez Galdós no fuese un socialista declarado".

"Yo he tratado a los personajes con mucho cariño y respeto; he intentado mostrar lo más humano que había en Isabel II y dejar a un lado otros problemas, como los innumerables amantes que tuvo a lo largo de su vida", comenta el dramaturgo, "aunque, de todas formas, no vamos a negar que todos estos acontecimientos forman parte de su vida, pero Isabel, reina de corazones no se dedica a contar esas anécdotas".

Mercero, director teatral

Es la primera vez que Antonio Mercero -director, entre otras películas, de La guerra de papá y Tobi y de la serie de Televisión Española Verano azul, dirige una obra teatral. "Si no lo he hecho antes es porque no he tenido, tiempo o porque las obras que me han propuesto no me gustaban; la verdad es que es una experiencia que me interesaba mucho realizar". Para Mercero, que lleva 45 días de ensayo, el dirigir una obra de teatro le crea ciertos problemas, porque "lo veo todo desde el punto de vista de director de cine: pienso en hacer primeros planos a Nati Mistral, cierta escena la tomaría desde un cierto punto, y otras técnicas". Sin embargo, añade, todos estos trucos utilizados en el cine se suplen con la fuerza dramática de la obra y la interpretación de los actores, las luces, sonido y demás técnicas de la escena, que hacen del teatro algo presente."Para mí, el cine es más realista y el teatro más simbólico, aunque en el teatro se está en vivo y en directo y en el cine ofreces la acción enlatada", manifiesta Antonio Mercero. A partir del momento del estreno es cuando al director se le presentan los mayores problemas para coordinar los trucos escenográficos de la obra; "ya sólo queda la comunicación con el público, que es lo más importante".

Isabel, reina de corazones se estrenará el próximo mes de diciembre en Nueva York, y ya entrado 1984, en México. La versión que se estrene en Estados Unidos será dirigida por Brau Villar (americano de origen uruguayo), quien se ha pasado parte de este mes con Ricardo López Aranda, ultimando los detalles de la obra. Ha dado mayor importancia a los elementos de índole internacional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de septiembre de 1983