Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crece el temor de que las maniobras de EE UU culminen en una invasión de Nicaragua

Medios del Congreso norteamericano, comentaristas de Prensa y diplomáticos latinoamericanos coinciden en su temor de que las maniobras militares que tropas de Estados Unidos iniciarán a principios de agosto en Centroamérica desemboquen en una invasión en toda regla de Nicaragua.Las mismas fuentes creen que la intervención directa de soldados norteamericanos en ese país habría sido ya aprobada por el Pentágono y que, en el fondo, la creación de la comisión bipartidaria que preside Heriry Kissinger sería sólo una cortina de humo tras la que ocultar las auténticas intenciones del presidente Ronald Reagan.

Reagan propuso ayer que la Organización de Estados Americanos (OEA) sea la encargada de controlar la aplicación de una eventual solución de la crisis centroamericana. En una carta dirigida a los jefes de Estado de los países del grupo de Contadora (México, Colombia, Venezuela y Panamá) y hecha pública anoche por la Casa Blanca, Reagan considera que la OEA "constituye el mecanismo apropiado para asegurar que se respeten los compromisos que se toman". La carta de Reagan es una respuesta al llamamiento formulado por el grupo el 7 de julio pasado en Cancún.

"Ninguna iniciativa puede aportar una verdadera paz en América Central si un Estado adquiere una ventaja injusta sobre sus vecinos no aplicando condiciones de paz relacionadas con las otras", escribe el presidente Reagan.

Los países de Contadora han inicidado, por su parte, una ofensiva diplomática que lleva hoy al presidente de Colombia, Belisario Bentancur, a Honduras y Guatemala, y al de Venezuela, Luis Herrera Campins, a El Salvador y Nicaragua. El escritor Gabriel García Márquez y el expresidente Alfonso López Michelsen, ambos colombianos, se encuentran en Cuba para actuar como intermediarios ante Fidel Castro.

Página 2

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de julio de 1983