Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La liberación del sindicalista chileno Rodolfo Seguel, ratificada por el Tribunal de Apelaciones

El líder sindical chileno Rodolfo Seguel, principal instigador de las jornadas de protesta nacional contra el régimen del general Augusto Pinochet, debía ser puesto en libertad esta madrugada después de 34 días en prisión, según informaron a última hora fuentes oficiales. Seguel tuvo que pagar una fianza de 5.000 pesos (unas 9.000 pesetas), antes de que el Tribunal de Apelaciones ratificase la sentencia del juez que sigue la causa. El dirigente sindical está acusado por el Gobierno de llamar a la huelga en la industria del cobre, hecho considerado ilegal por la legislación vigente.

Rodolfo Seguel, de 29 años, fue detenido el 15 de junio pasado, un día después de llevarse a cabo la segunda jornada de protesta nacional. Junto a él fueron encarcelados otros dirigentes de la poderosa organización sindical de los trabajadores del cobre, que ya han recuperado su libertad provisional bajo fianza aunque el proceso judicial sigue su curso.A la salida del tribunal para su interrogatorio, Seguel -a quien se le veía animoso y sonriente- dijo al numeroso público que lo aguardaba: "Digan al pueblo chileno que mantengo en alto toda mi decisión de luchar por los derechos de los trabajadores". Entre quienes le esperaban a la salida de] tribunal se hallaban dirigentes de dos organizaciones sindicales internacionales, que llegaron el lunes a Santiago "en misión de solidaridad con los trabajadores y el pueblo de Chile", según dijo el sindicalista Carlos Custer, que encabeza el grupo.

Custer es secretario ejecutivo de la Confederación Mundial de¡ Trabajo (CMT) y secretario de la Confederación Latinoamericana del Trabajo (CLAT).

Para este fin de semana está anunciada la llegada de nuevas delegaciones de organizaciones sind1cales internacionales, entre ellas de la CIOSL europea y de la AFL00 de Estados Unidos.

! Entre tanto comenzó a reintegrarse a sus trabajos parte de los más de 800 mineros despedidos de la empresa estatal del cobre (Codelco) como resultado de un reestudio dispuesto por el Gobierno para cada caso.

En la división El Teniente, que incluye a la mina subterránea de cobre más grande del mundo, fueron despedidos 288 trabajadores a raíz de la huelga del mes pasado, entre ellos Rodolfo Seguel. Sólo serán reincorporados allí, según las autoridades, 123 trabajadores, número que excluye a todos los dirigentes.

Otro grupo de cinco sindicalistas -entre los que se hallaban tres mujeres-, que habían sido detenidos y procesados a petición del Gobierno, fueron dejados en libertad incondicional por el juez instructor al estimar éste que no existían motivos para su detencíón. El fallo del juez fue apelado inmediatamente por el Gobierno, pero la apelación no fue acogida.

Los dirigentes -todos integrantes de una agrupación sindical proscrita por el Gobierno denominada Coordinadora Nacional Sindical- habían sido acusados de la tenencia demás de 100.000 panfletos que llamaban a derrocar al régimen. El líder máximo de la coordinadora es el dirigente Manuel Bustos, exiliado en Europa tras ser expulsado de Chile por el Gobierno.

Los sindicalistas que recuperaron su libertad son María Rozas Velázquez, Nuriel Cornejo, Patricia Miranda Verdejo, Luis Fuentealba Reyes y José Navarrete Pino. Tras su liberación, todos ellos reiniciaron sus labores al frente de la coordinadora, un organismo al que le ha sido negada la personalidad jurídica, pese a agrupar entre otros a los trabajadores del petróleo, del cuero y el calzado y de la construcción.

Consejo Militar

Por otra parte, ayer se iniciaron las deliberaciones del denominado Consejo Militar, un órgano colegiado integrado por la totalidad de los generales del Ejército que se reúne dos veces al año para tratar materias institucionales y analizar la marcha del país.El encuentro, que se prolongará hasta el viernes, fue calificado como de rutina por el jefe del Estado, general Augusto Pinochet quien pronunció el discurso inaugural.

Tanto su intervención como el contenido de las deliberaciones no pudo ser conocido por EL PAIS, pero se presume que serán discutídas proposiciones alternativas para la conducción del Gobierno y del proceso institucional.

Las sesiones están presididas por el vicecomandante en jefe del Ejército, brigadier general Julio Canessa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de julio de 1983

Más información

  • Readmitidos parte de los trabajadores del cobre despedidos