Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espasa Calpe crea un banco de datos de la comunidad latinoamericana

La editorial Espasa Calpe ha iniciado un plan de automatización por ordenador, que permite no sólo la creación dé un banco de datos -con el que se podrá conectar desde el domicilio-, y la impresión electrónica, sino también la redacción electrónica de textos, según informa Efe. Este ordenador puede relacionar los datos de ese banco y crear textos, merced a unos programas previamente establecidos.Fermín Vargas, director de Espasa Calpe, ha explicado a Efe las habilidades de este equipo. "El ordenador", dice, "puede no sólo elaborar una biografía de Kafka, por ejemplo, con los datos que tiene, sino que a partir de la fecha del nacimiento y de la temprana edad, de su muerte... logró crear una obra como La metamorfosis".

"Este equipo no podría crear La rebelión de las masas, de Ortega y Gasset, pero sí ordenar esta obra por temas, por voces, etcétera, y llegar a redactar algo muy parecido...", indica Fermín Vargas.

El plan de Espasa Calpe, de un costo aproximado de 5.000 millones de pesetas, según ha sabido Efe, prevé la realización de una serie de proyectos, que se acometerán de forma paulatina; el primero de ellos será la confección de un índice de la famosa enciclopedia Espasa, que estará en la calle a finales del año y que permitirá una utilización eficaz y rápida de este monumental diccionario, con once apéndices y veintiún suplementos temporales y temáticos, que en estos momentos exige una media de trece consultas para la localización de un dato.

Un proyecto a más largo plazo, pero ya muy avanzado, es la creación del banco de datos Espasa Calpe de la comunidad latinoamericana, que "pretende ser", adelanta Fermín Vargas, "el gran banco de datos del idioma español, incluido el español de Argentina, Chile, Perú, etcétera, de manera que de él puedan salir desde grandes enciclopedias temáticas hasta cintas o discos magnéticos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 1983