Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guerra civil española, tema de una semana de cine en Viena

La película española Raza (1941) y la norteamericana Tierra española (1937) son los dos puntos culminantes e ideológicamente enfrentados que han inaugurado y han cerrado, respectivamente, la semana de cine dedicada a la guerra civil española, que se ha celebrado en Viena, con gran asistencia de público. La semana ha coincidido con el desenlace de la campaña electoral en España -las elecciones históricas- y ha concentrado frente a la pantalla, cedida por el Museo de Arte Moderno, de Viena, a una buena parte de la colonia de residentes españoles en la capital austriaca.La proyección de Raza, de José Luis Sáenz de Heredia y guión de Francisco Franco, fue acogida con hilaridad en ciertos momentos, ya que el orden de los rollos estaba alterado y la acción saltaba libremente en el tiempo.

El ciclo, que ha sido organizado por el Instituto Español de Cultura, ha tenido que amoldarse a las existencias fílmicas del Ministerio de Asuntos Exteriores para su difusión en el extranjero, señalaron fuentes del citado instituto. Además de las dos películas mencionadas, se incluyeron en él Soldados, de -Alfonso Ungría (1978); Caudillo, de Basilio Martín Patino (1977); La prima Angélica, de Carlos Saura (1973), y Canciones para después de una guerra, de Martín Patino (1971).

Tierra española, del holandés Yoris Ivens, no estaba incluida en la oferta del Ministerio de Asuntos Exteriores, sino que responde a una sugerencia del director del Museo de Arte Moderno de Viena, Dietter Schragger, quien echaba de menos una cinta que presentase la posición republicana.

La copia de Tierra española, que no ha sido fácil de obtener, ha sido prestada finalmente por la Cinemateca de Berlín Occidental. Schragger lamentó la ausencia del ciclo de películas como Morir en Madrid, cuya copia en Viena está demasiado cortada y vieja, o Recuerdos irreconciliables, que presenta los testimonios de dos veteranos alemanes: uno, de la Legión Cóndor, y el otro, de las Brigadas Internacionales.

Tierra española, que fue estrenada sólo recientemente en España, fue financiada en 1937 por la sociedad Contemporany Historians, fundada sin afán de lucro por un grupo de intelectuales estadounidenses con objeto de apoyar moral y económicamente a la República.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de noviembre de 1982