Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Paseo de los tristes', de Javier Egea, premio Juan Ramón de poesía

Javier Egea, administrativo granadino de treinta años, y autor de dos libros de poesía, editados por la Universidad de Granada, ha sido proclamado ganador de la II edición del Premio de Poesía Juan Ramón Jiménez, dotado con un millón de pesetas. El trabajo presentado respondía al título de Paseo de los tristes y su elección se ha realizado por aclamación y unanimidad de los miembros del jurado nombrado al efecto, según ha declarado su presidenta, Aurora de Albornoz.El premio fue convocado por la Diputación provincial de Huelva y el Ministerio de Cultura, dentro del marco conmemorativo del V centenario del descubrimiento de América y en homenaje al poeta de Moguer.

Al certamen han concurrido un destacado número de autores de nacionalidad americana y española. En total, se presentaron 539 obras.

Se han concedido también dos segundo premios, indivisibles, de 500.000 pesetas. Uno de ellos, ha correspondido al agregado cultural de la embajada de Costa Rica en España, Laureano Albán, premio Adonais en 1979 y, a su vez, Premio Nacional de Literatura de Costa Rica. Su trabajo se titula Geografía invisible de América.

El tercer autor galardonado es un poeta jerezano, Manuel Ríos Ruiz, colaborador de la revista Nueva estafeta, que participó con Piedra de amolar.

Todas las obras presentadas era inéditas, de tema libre y con una extensión aproximada de mil versos.

El jurado de la segunda edición del Premio de poesía lo integraron Aurora de Albornoz, que presidía, José Hierro, Félix, Grande, Antonio Gallego Morell y Hugo Gutiérrez Vega.

La entrega de premios se celebrará el próximo día 12 de octubre, fiesta de la Hispanidad, durante un acto público a desarrollar en la ciudad de Moguer.

En opinión de la escritora Aurora de Albornoz, la obra del ganador del Premio Juan Ramón de poesía puede calificarse de "poesía lírica con un gran dramatismo", distinta de todas las presentadas, que conmovió a los miembros del jurado en una primera lectura y a la que han elegido por aclamación y unanimidad. Su estilo se enmarca dentro de una poesía moderna que no deja llevarse por las modas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de septiembre de 1982