Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Creen haber descubierto en Italia la nave que transportó a los 'guerreros de Riace'

Es posible que se haya descubierto en los mares de la región ltaliana Calabria la nave que transportaba a los famosos guerreros griegos, los dos bronces hallados hace diez años en en el pueblecito de pescadores de Riace, en la costa calabresa, y que desde el año pasado siguen siendo objeto de admiración de turistas italianos y extranjeros. Las dos estatuas han sido consideradas popularmente como divinas desde que terminara su restauración, primero en Florencia, después en el propio Quirinal y finalmente en su instalación definitiva en Regio Calabria. Ahora el hallazgo de esta nave misteriosa vuelve a levantar olas de entusiasmo y de tensión en la opinión pública italiana.

En realidad, aún no se puede saber con exactitud si los restos de esa nave antiquísima qtie acaban de encontrarse, precisamente a cien metros del lugar donde fueron descubiertos por un buzo los bellísimos bronces, es de verdad la nave que los transportaba y que naufragó; no se sabe si es una nave romana o griega. Pero existe el deseo y el presentimiento de que sea su nave, Ia nave de los dioses de Riace.Y ya ha empezado la procesión de gente a aquel museo de Regio Calabria. Han visitado a los guerreros más de un millón de personas durante este verano. Y es que, además de su belleza artística, la gente se acerca a ellos pensando que dan suerte, que encarnan pedazos de alguna divinidad antigua y misteriosa. Por eso, el posible descubrimiento de su nave, remueve aún más los presentimientos y la gran imaginación de la gente.Los restos de esta nave, muy antigua, se hallan a trescientos metros de la costa y a ocho metros de profundidad. Pero está encallad a en el fondo arenoso del mar.

Por casualidad

La descubrieron días atrás por casualidad unos pescadores a los cuales se les quedaron enredadas sus redes en la parte de la nave que está fuera de la arena. Por ahora, los guardias de finanzas que vigilan noche y día el lugar han recogido sólo un trozo de madera para traerlo a Roma y hacerle el examen del carbono. La recuperación de lo que pueda quedar de nave enterrado en la arena es muy delicada, y los responsables de el Ministerio de Bienes Culturales están preparandoun equipo de expertos para que lo lleve a cabo. El problema es que en estos días en aquel lugar hay grandes marejadas y no se puede trabajar; pero, al mismo tiempo, se teme que en una de estas marejadas,se puedan perder las huellas de la nave. Por eso la gente sigue con ansia la operación y la Prensa le da gran relieve.

La verdadera historia

"Que sí", comentan en la calle leyendo los periódicos, "que se deje de hablar de ellos. Y quién sabe lo que se podrá saber aún de ellos descubriendo la nave que los transportaba". Y nadie sabe en realidad qué es eso. que la gente piensa que se podrá descubrir recuperando la nave. Los científicos y críticos de arte sí lo saben, porque en realidad aún se conoce muy poco de la verdadera historia y de los autores de estas magníficas estatuas de bronce griegas. Pero la gente querría saber algo más, ya que los ha declarado divinos, y ha compartido la admiración que ha sentido por ellos el propio presidente de la República, Sandro Pertini, que los alojó en su palacio del Quirinal, donde la exhibición de estos dioses ha sido uno de los acontecimientos culturales más memorables de la vida italiana reciente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de agosto de 1982