El Festival de Asturias se dedica este año al rescate del nacionalismo musical

Participa el tenor checo Peter Dvorski

El VIII Festival de Música de Asturias, que comenzó ayer y se prolongará hasta el 8 de mayo, está dedicado este año al Nacionalismo español y asturiano. Oviedo, Gijón y Avilés son la sedes de este certamen que cuenta con la participación del checo Peter Dvorski, uno de los mejores tenores del mundo; las orquestas Provincial y de RTVE; el Ballet Clásico Nacional y la Compañía de Opera Nacional de Bratislava. El coste del festival es de doce millones de pesetas. La representación de óperas no italianas es uno de los objetivos preferentes de este certamen musical.

Con motivo de este festival se estrenará en Asturias, con carácter mundial, la obra El milagro de Albelda, del compositor gijonés Enrique Truan, y será estrenada en España la Sinfonía cantabile, de la compositora ovetense María Teresa Prieto, fallecida este año, "a quien se, le rendirá un homenaje. Esta manifestación musical recoge en su programación varias jornadas de ópera, con la intención de introducir un elemento corrector del italianismo, que impera, con carácter exclusivo, en las temporadas de ópera de Oviedo. La representación de óperas no italianas es uno de los objetivos preferentes de este festival, en el que la Compañía de Bratislava interpretará este año Fidelio, de Beethoven.

Popularizar la ópera

El profesor Emilio Casares, titular de la cátedra de Historia de la Música, de la Universidad de Oviedo, organizadora del festival, en colaboración con la Junta General del Principado, la Fundación del Principado de Asturias, los ayuntamientos de Oviedo, Gijón y Avilés, el Centro Provincial de Bellas Artes y laDireccion General de la Música, manifestó a EL PAIS que una de las pretensiones de los organizadores consiste en conseguir la "desritualización de los festivales" mediante actos gratuitos dirigidos a captar a la juventud, "para que la melena y el vaquero sustituyan al chaqué del teatro Campoamor, escenario de las temporadas, de ópera italiana".Los Festivales de Música de Asturias tienen, afirma. el profesor Casares, una filosofía propia que conjuga, desde su comienzo, la parte inevitablemente hedonística con criterios científicos y de investigación. En efecto, estos festivales, que combinan conciertos y conferencias, han des cubierto la música histórica de la catedral de Oviedo, han dado a la luz libros que recogen las ponencias de cada semana musical y han tratado de realizar estrenos y de ofrecer al oyente novedades de archivo. Cada año abordaron un período de la historia de la música.

De 3.000 a 30.000 espectadores

De unos 3.000 espectadores en su primera edición, el festival recibirá este año a unos 30.000. El progresivo crecimiento de la audiencia y, el proyecto de, la Fundación del Principado de Asturias de potenciar esta manifestación musical han llevado a los organizadores al convencimiento de ampliar a quince el número de días de la próxima edición.Emilio Casares relaciona la función expansiva del festival con la realidad musical asturiana, una de las más brillantes de España, en. su opinión. "Tenemos", afirma, "una temporada de ópera en septiembre, en Oviedo; seis sociedades filarmónicas (la de Oviedo es una de las más importantes del país), las semanas de música religiosa de Avilés y Pola de Siero, más de cincuenta coros, una orquesta provincial y una universidad que, como excepción, se ha tomado la música en serio, y está dotada de una cátedra, ocupada por un numerario, con orquesta, coro y ballet propios, e incluso de una colección de libros de música Ethos, de gran prestigio, además de cursos de verano dedicados a esta ciencia".

La música constituye hoy en el Principado el arte con más respuesta social, según Casares. "Por eso", concluye, "después de ocho años, estos festivales se han convertido en la fiesta musical mayor de Asturias".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS