Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La feria Arco 82 busca una línea internacional para el arte español contemporáneo

Obras actuales de 364 artistas de 14 países se expondrán en Madrid

La primera feria internacional de arte contemporáneo (Arco 82) que se va a celebrar en Madrid a partir del próximo miércoles y hasta el día 17, pretende, según sus organizadores, la difusión del arte actual, en la doble vertiente cultural y comercial, y señalar una fecha importante en la vida artística española. Un total de 364 artistas expondrán sus obras de pintura, escultura y fotografía en el palacio de exposiciones de la Institución Ferial de Madrid (Ifema) en el Paseo de la Castellana, 257, cuya inauguración oficial se celebrará el próximo martes, a las ocho de la tarde, con la intervención de Adrián Piera, presidente del comité ejecutivo de Ifema, entidad organizadora con la colaboración del Ministerio de Cultura, y Antonio Bonet Correa, presidente del comité organizador de Arco 82

La organización de la feria internacional de Madrid de arte con temporáneo (Arco 82), primer que se celebra en España, se basa en una selección de galerías que presentan una muestra de sus fondos. En esta primera edición están representadas sesenta galerías españolas y veinte extranjeras, pertenecientes a la Re pública Federal de Alemania Austria, Bélgica, Francia, Grecia, Italia, Portugal, Argentina, Brasil, Colombia, México, Venezuela y Estados Unidos, que ocuparán 324 stands del palacio de exposiciones del Ifema. También estarán presentes publicaciones especializadas de 14 países.Las actividades culturales ocupan un amplio programa durante la celebración de la feria, con conferencias diarias, sesiones de música, cine, vídeo y pase de diapositivas sobre los fondos de las galerías expositoras. En el recinto ferial se celebrará un simposio de arte contemporáneo patrocinado por la dirección general de Bellas Artes, del Ministerio de Cultura, con la intervención de los críticos y teóricos Giulio Carlo Argan, Achile Bonito, Rudi Fuchs, Alexandre Cirici Pellicer, Marcelin Pleynet, Lucio Amelio, Laszlo Glozer y Barbara Rose, quienes tratarán temas relacionados con las vanguardias y el mercado del arte, así como mesas redondas sobre La ruptura de la postguerra y Claves para una generación, moderadas por Antonio Bonet Correa, con participación de artistas y críticos.

Antonio Bonet Correa, catedrático de Historia del Arte de la Universidad Complutense, presidente del comité organizador de Arco 82, opina que la celebración de esta feria marcará una fecha dentro de la vida artística española y servirá de reencuentro con el arte internacional. "Esta salida al plano internacional", declara, "es importante para el arte español, que al mismo tiempo sirve para unir el comercio y la cultura, conceptos relacionados desde la Edad Media y el Renacimiento, pero que en nuestro país no ha sido tan visible. Para los artistas es fundamental el contraste con otras personas de distintos países, con el fin de evitar una cultura localista".

Añade que en Arco 82 se van a mostrar con gran amplitud todas las tendencias del arte contemporáneo, desde la figuración y el híperrealismo al arte conceptual y la abstracción, "un abanico que hoy nadie dirá que se trata de un arte de locos, como se decía antes, ya que el público español tie.ne una formación plástica y un sentido innato, desarrollados al contemplar cada vez más diversas muestras de vanguardia".

Juana de Aizpuru, galerista, directora de Arco 82, manifiesta que es necesario y vital que, tras muchos años de aislamiento, el arte español conecte con las corrientes internacionales, en un momento en que "el arte actual es muy vivo, hay artistas de sumo interés, el trabajo de las galerías tiene un alto nivel y existen importantes críticos".

El planteamiento de la feria, de posible carácter anual, responde, según su directora, a un encuentro de mercado y una línea de difusión cultural del arte contemporáneo y promoción de los nuevos valores. "En medios artísticos españoles, la feria ha tenido una gran acogida, así como de las galerías extranjeras. España es un país virgen en el mercado del arte internacional y hay mucho interés en la difusión de obras y artistas, además de conocer las nuevas corrientes de la pintura joven."

A diferencia de las ferias que se celebran en otras ciudades europeas, como París o Basilea, el Arco de Madrid se propone convertir esta fecha en un foco de difusión cultural sobre el arte contemporáneo, un lugar de conexión del arte europeo con el de Latinoamérica y Estados Unidos. Como es habitual en estos certámenes de promoción, los precios de las obras no experimentan subidas. Las galerías expositoras no tendrán el gravamen del 22,5% por impuesto de lujo, como adelanto de la nueva normativa fiscal.

La feria estará abierta al público del 10 al 17 de febrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de febrero de 1982