Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los festivales de Olite (Navarra) aspiran a convertirse en un acontecimiento mundial

La Orquesta Filarmónica de Cosice (Checoslovaquia) abrirá por primera vez los festivales de Olite, que se desarrollarán del 1 al 31 de agosto en el castillo de esta localidad y que finalizarán con el estreno en España de Medea, de Eurípides, en versión de Juan Germán Schroeder, por la compañía de Nuria Espert. Según indicó Fernando Redón, director de la institución Príncipe de Viana, organizadora del festival, durante una conferencia de Prensa celebrada en Olite, la organización aspira a convertir los festivales en una de las primeras muestras mundiales.El próximo día 1 de agosto, la Orquesta Filarmónica de Cosice, dirigida por Bystrik Rezucha, y el Orfeón Pamplonés, bajo la dirección de José Antonio Huarte, interpretarán el Réquiem, de J. Verdi. Como tenor debutará Jesús Pinto, un joven navarro que reside en Italia, en donde estudia, becado por la Diputación Foral de Navarra, con las mejores figuras de aquel país. Ultimamente, Pinto ha dado varios conciertos en compañía de Montserrat Caballé. Al día siguiente, 2 de agosto, la Filarmónica de Cosice, junto al Orfeón Pamplonés, interpretará la Novena sinfonía, de Beethoven.

El día 7, el ballet-teatro de la compañía Joseph Rusillo, de París, pondrá en escena la Consagración de la primavera, de Stravinski, y Games, con música de Liszt y Beethoven. Al día siguiente, la compañía de Joseph Rusillo escenificará Orfeo, de C. W. Gluck. El recital de jazz previsto en los festivales será el día 14, con la actuación del cuarteto de Kal Winding. Junto a éste formarán el cuarteto Agustín Serrano (piano), Eduardo García (contrabajo) y el percusionista de la Orquesta Nacional Enrique Llácer-Regoll (batería).

Los días 15 y 16 intervendrá el Ballet Folklórico Nacional de Checoslovaquia, Lucnica, mientras que la Orquesta de Cámara de Zilina y la Coral de Cámara de Bratislava, con obras de Dobak, Bach y Mozart, lo harán el día 22.

Está previsto que el día 23 haya un festival de rock, si bien la organización todavía no ha contratado a los artistas. Los festivales de Olite finalizarán con el estreno, los días 29 y 30, de Medea, de Eurípides, por la compañía de teatro de Nuria Espert.

Durante los días 3 al 7 de agosto, el ballet de Karmen Larumbe, de Bruselas, impartirá clases gratuitas de baile clásico, contemporáneo y de jazz a todas las personas que se desplacen hasta Olite. Por su parte, Enrique Llácer-Regoli dará una conferencia sobre la historia del jazz, su evolución e instrumentos latinoamericanos adaptados al jazz, que finalizará con la interpretación de Fantasía para batería.

A lo largo del mes de agosto, en el castillo de Olite estará abierta una exposición de trajes típicos españoles, así como otra de alfarería popular e instrumentos antiguos.

El cantante Ismael ofrecerá recitales de música popular de los siglos XVI y XVII durante todos los días del festival. De igual modo, a lo largo del festival actuarán por las calles de Olite grupos de txistularis, dantzaris, joteros, fanfarres, etcétera.

El presupuesto de los festivales de Olite supera los quince millones de pesetas. Tres son aportados por el Ministerio de Cultura, y el resto por la Diputación Foral de Navarra. El equipo de luz se ha alquilado en Italia - se han desplazado hasta Olite tres técnicos italianos-, mientras que el de sonido se ha alquilado a la compañía de Lindsay Kemp. Todas las actuaciones serán al aire libre, en la parte posterior del castillo. A tal efecto, la institución Príncipe de Viana, que depende de la Diputación Foral, ha montado un escenario junto a las murallas, así como unas gradas con capacidad para 3.000 personas. «Si la gente responde este año como esperamos», aseguró Fernando Redón, «el año que viene los festivales de Olite contarán con las mejores figuras mundiales, al nivel de la Orquesta Filarmónica de Berlín o de Von Karajan, por poner dos ejemplos».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de julio de 1981