Jaén y Cáceres se suman a las provincias afectadas por la neumonía atípica

Dos nuevos fallecimientos se cobró ayer la epidemia de neumonía atípica. Uno en la persona de un joven marroquí, que estaba internado en el Hospital Clínico de Madrid, y otro, el de una mujer de Valladolid (caso no confirmado por el Ministerio de Trabajo, Sanidad y Seguridad Social). Además, en las últimas veinticuatro horas se detectaron los dos primeros casos de la enfermedad en las provincias de Jaén y Cáceres.

A pesar del dato negativo de un nuevo fallecimiento, que eleva a dieciséis el total de las víctimas de la neumonía atípica en España, la provincia de Madrid registró ayer por primera vez un número superior de altas frente a los nuevos casos ingresados. Fuentes oficiales han señalado, en efecto, que el número de casos hospitalizados ayer fue de 161, frente a las 163 altas, relación que no se mantiene en el resto del país, donde los ingresos, 62 en todas las provincias afectadas, han superado a las veintinueve altas.El primer y único caso de neumonía atípica conocido hasta el momento en Extremadura no ha sido adquirido, al parecer, por la extensión de la epidemia a la región, sino que ha sido contraído, según han manifestado las autoridades sanitarias de la capital, por un joven que había llegado de Madrid y que actualmente se encuentra aislado en el Hospital Provincial de Cáceres.

Tampoco el primer caso de neumonía atípica aparecido en Jaén permite suponer que la epidemia se extiende hacia dicha provincia, ya que, según informa José Manuel Fernández, el niño de cuatro años que ha sido ingresado y aislado del resto de los pacientes en el sanatorio El Neveral, de Jaén, podría haber contraído la enfermedad en Alcalá de Henares, donde había estado recientemente con su familia en una fiesta de primera comunión.

Según las autoridades sanitarias, sería este el único caso de neumonía atípica registrado hasta el momento en toda la provincia, en contra de ciertos comentarios que han cundido entre la población sobre la posibilidad de que existan otros mas.

Se agrava la situación en León

Antonio Núñez informa desde León que también en esta provincia volvió a incrementarse ayer el número de casos de neumonía atípica detectados, que se eleva ya a 129 personas ingresadas en los hospitales, seis más que el día anterior.La epidemia continúa extendiéndose a la zona minera de Fabero, donde se han confirmado ya siete casos, algunos de los cuales corresponden a mineros retirados por silicosis.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Otra de las provincias más afectadas por la epidemia, Valladolid, ha superado ya el centenar de hospitalizados por esta enfermedad, ya que, con los últimos diez ingresos y seis altas, son exactamente 109, según informa desde dicha capital Luis Miguel de Dios, quien facilita además el nombre del joven de diecisiete años, de la localidad de Carpio, fallecido el martes, al parecer a consecuencias de la misma. Se trata de Mariano Arribas, quien fue ingresado a mediodía del domingo y su caso en principio no parecía revestir demasiada gravedad; sin embargo, y según fuentes de la Delegación Territorial de Sanidad, la enfermedad se desarrolló con una inesperada rapidez.

Por otra parte, el marido de una señora de Pollos, hospitalizada el lunes, ha presentado una denuncia en la Delegación de Sanidad contra el médico del citado pueblo. El demandante, José Luque, asegura en el mencionado escrito que el médico estaba tratando a su mujer de anginas desde el pasado día 22 y hasta el 25 no accedió al traslado de la enferma al hospital clínico. Cuando el ingreso se produjo, la paciente presentaba, efectivamente, el cuadro clínico de la neumonía atípica y hubo de ser internada en la UVI, donde los médicos señalaron la gravedad del retraso en la hospitalización.

Por último, y como dato anecdótico, cabe señalar que una de las telefonistas del Centro de Virología de Majadahonda, en Madrid, donde se están realizando las investigaciones en relación con el origen de la epidemia de neumonía atipica aparecida en España, ha sido hospitalizada ayer, afectada, al parecer, de dicha enfermedad.

La agencia Tass dice que el foco está en Torrejón

Un despacho de la agencia soviética Tass, que citaba fuentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señalaba ayer que el punto de partida de la epidemia se encontraba en la base de Torrejón. Tras indicar que las bases del Pentágono, en numerosos casos, constituyen focos de enfermedades endémicas, la agencia señala que la Prensa y la opinión pública tienen el deber de exigir que Estados Unidos demuestre si ha destruido sus reservas de armas bacteriológicas de acuerdo a la convención internacional que firmó en 1972. France Presse informa que Tass relaciona la actual epidemia con la aparecida en Filadelfia en 1976, la de legionella gormani, con la que las autoridades sanitarias españolas no han encontrado ninguna relación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS