La inversión en investigación científica ha aumentado este año en 13.000 millones de pesetas

La Comisión de Investigación del Senado comenzó ayer una serie de entrevistas con diversos científicos españoles a fin de tener un conocimiento directo del estado de nuestra investigación, base de la elaboración de una serie de sugerencias para el planteamiento de una política científica, informa la agencia Efe.José Baguena, presidente de la comisión, dijo, al término de la reunión, con el director general de Política Científica, Marcos Rico, que «se trata de conectar con todo un abanico de personas lo suficientemente amplio para, a lo largo de mes y pico, elaborar conclusiones».

Ayer por la tarde continuaron las entrevistas con la profesora Teresa Mendizábal, vicepresidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y Gerardo García Fernández, director del Instituto de Investigaciones Agronómicas.

«Nosotros no podernos suplantar al Ejecutivo», comentó José Baguena, «pero tenemos nuestra misión en el señalamiento de una política científica dentro de nuestra iniciativa legislativa».

El presidente de la Comisión de Investigación del Senado no se muestra muy optimista sobre el futuro de nuestra investigación, pero considera que, «dado que el desarrollo de la investigación en los países desarrollados es exponencial, España no puede sustraerse a esta exigencia de nuestro tiempo».

Las inversiones en investigación científica del sector público han aumentado este ¡año en 13.000 millones de pesetas, pasando de 35.000 millones del año pasado, a 48.000 millones este año, según declaró a Efe el director general de Política Científica,

Marcos Rico reconoció que «esta cantidad sigue siendo pequeña en relación con los países de Europa, pero sí representa un estímulo importante, que proseguirá en los dos próximos años».

La inclusión que, según el director general de Política Científica, se ha logrado hacer de parte del denominado Plan Trienal de Financiación de la Investigación en el Plan de Inversiones, «supone un tímido, pero importante, paso en línea con los demás países europeos». Este año, en concreto, añadió que «en la sección 3L del presupuesto se dedican 6.500 millones de pesetas para financiar programas de investigación científica e información de base».

Tal cifra económica será «más o menos coordinada», señala la agencia Efe, «por la comisión asesora de investigación científica y técnica, lo que representa una importante ayuda para la financiación de programas de investigación».

Marcos Rico ha acompañado al secretario de Estado para la Investigación, Manuel Cobo del Rosal, en la reunión de ministros responsables de política científica de la OCDE, celebrada recientemente en París.

«La declaración de París destaca la necesidad de integrar la política científica "y tecnológica con los demás aspectos de la acción gubernamental, y en particular con las políticas de economía, industria, energética y social, así como las políticas de educación en el trabajo», señaló Rico, quien expuso la necesidad de «establecer unas prioridades en investigación científica, a fin de poder dedicar la mayor parte de los ingresos al desarrollo de un sector de la ciencia, única forma de poder lograr unos resultados que redunden en beneficio de la comunidad».

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de marzo de 1981.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50