Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente Carter quiere enviar armas a la República de Zaire

El presidente Carter solicitará al Congreso autorización para enviar armas a Zaire en ayuda de Mobutu, según dijo ayer el jefe de la Casa Blanca a un grupo de congresistas. El líder republicano de la Cámara, John Rhodes, informó después que Carter desea ayudar a «repeler la rebelión de inspiración comunista» en la provincia de Shaba, y que cree que «la ley que limita los poderes de la Administración para declarar o intervenir en guerras, le impide ayudar a naciones amigas».

Asimismo, otro participante de la reunión, el demócrata Jim Wright, dijo que Estados Unidos está preocupado por la ingente presencia militar cubana en Africa, que es superior a lo que en principio creían y que hoy estiman en unos 40.000 soldados.El Departamento de Estado estudia, por su parte, la posibilidad de evacuar a los cerca de trescientos norteamericanos que residen en Shaba, aunque aún no ha tomado decisión alguna.

Los actuales enfrentamientos en Zaire fueron ayer objeto de discusión en la entrevista que sostuvieron el ministro del Exterior germano occidental, Hans Dietrich Genscher y su colega zaireño, Umba di Lutete, que efectúa una visita anteriormente prevista a la RFA.

En Francia se informaba ayer que el presidente Giscard d'Estaing había dado orden de alerta desde el lunes a la base de Orleans. Desde esta base partieron en la guerra de 1977 los aviones de transporte de tropas Transall y la ayuda francesa a Zaire.

Nuestro corresponsal en París informa que ayer llegó a Francia el presidente de Senegal, Leopold Sedar Senghor, quien condenó la semana pasada, durante la reunión del Buró de la Internacional Socialista, toda intervención extranjera en Africa. Se ha dicho que Senegal podría ser junto con Marruecos, el otro país que acudiera en socorro de Zaire, con apoyo logístico francés.

En Bruselas la prensa informó que tres ciudadanos belgas y uno italiano murieron después del ataque rebelde contra Kolwezi, según informó nuestro corresponsal en esa capital. Añade que los especialistas belgas en asuntos de Zaire destacan la importancia que tiene para el régimen de Mobutu la provincia de Shaba, la más rica del país, de donde se extrae el 70 % de sus riquezas, cobre y otros minerales.

La situación sobre el terreno sigue siendo confusa. Las oficinas de información del FLNC en el exterior sostienen que controlan la ciudad de Kolwezi y Mutshasha, y que la población de estos lugares se les ha sumado. Agregan en el FLNC que la intervención militar extranjera es ya un hecho, sobre todo en el caso de Francia, y vuelven a amenazar con tomar represalias sobre los ciudadanos de los posibles países interventores.

En Kinshasa, la agencia oficial AZAP informó que el Gobierno envió tropas paracaidistas a la ciudad de Kolwezi con la intención de reconquistarla. La agencia zaireña no dice nada al respecto de Mutshasha que según el FLNC ha caído en su poder. Las comunicaciones de Shaba con el resto del mundo y de la nación están, al parecer, cortadas, lo cual aumenta la confusión.

La provincia de Shaba, ex Katanga, donde tuvo lugar esta segunda invasión es la segunda en extensión de las nueve divisiones administrativas de Zaire.

Con una extensión de 496.965 kilómetros cuadrados (igual a España) y una población de tan sólo 2.754.000 habitantes, Shaba es fronteriza con Tanzania y Zambia por el Este, y Angola, por el Sur. Hasta 1972 se le conocía con el nombre de Katanga. Shaba es la designación del cobre en suahili, el mineral más abundante en la región, que además cuenta con importantes yacimientos de uranio, zinc, cadmio, plata, oro, hierro y manganeso.

Su desarrollo económico desde 1900 ha consistido en un complejo de ciudades minerales e industriales y unas redes de transportes y comunicaciones, que hacen de Shaba la provincia más industrializada de Zaire.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de mayo de 1978

Más información

  • Según los rebeldes, Francia ya interviene