Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumenta en el Este el movimiento contra la represión

La contestación en diferentes paises de la Europa del Este está subiendo de grado en los últimos días. A la carta de los «77» checoslovacos, acusados por el régimen de Praga como adversarios de la distensión, se han unido en las últimas horas una llamada de dos importantes disidentes soviéticos a los partidos comunistas y socialistas de Occidente para que medien en la defensa de los rusos defensores de los derechos humanos, y una carta de 172 intelectuales polacos para que se investigue la actuación policial con los obreros huelguistas del pasado mes de junio.

En Moscú los disidentes soviéticos Valentín Turchin, matemático y presidente de Amnesty International en la URSS y Roy Medvedev, historiador marxista, hermano del biologo exiliado, Jaurés, han lanzado un llamamiento a los dirigentes comunistas y socialistas de Europa occidental para que emprendan la defensa de los miembros de los grupos pro derechos humanos cuyos domicilios han sido registrados y allanados esta misma semana.El llamamiento fue leído por teléfono a los corresponsales extranjeros en Moscú por el doctor Turchin y el hecho más destacado es que Roy Medvedev haya firmado una petición de esta categoría por primera vez. Hasta ahora el historiador había llevado una postura crítica frente al Gobierno soviético, pero sólo en sus libros.

También en Varsovia 172 intelectuales polacos han dirigido una carta al Parlamento (Seym) en la que solicitan la formación de un comité encargado de investigar los malos tratos de la policía a algunos de los obreros detenidos el pasado mes de junio como consecuencia de las huelgas en la ciudad de Ursus y Radom.

Los intelectuales apoyan así la petición del Comité de Defensa de los Trabajadores Víctimas de la Represión que hace algo más de un mes ya solicitó al Parlamento una investigación para esclarecer la actuación de la policía frente a los obreros huelguistas.

En Praga, Rude Pravo, órgano informativo del PC checoslovaco arremetió ayer en un editorial contra los

«77»,calificándolos de legión extranjera de los tiempos modernos al servicio de los adversarios de la discusión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de enero de 1977