_
_
_
_

El ‘caravaggio’ de Madrid se vende a un particular y se expondrá nueve meses en el Prado

El ‘Ecce Homo’ del artista apareció en una subasta en Madrid en marzo de 2021 y está protegido como Bien de Interés Cultural por el Gobierno regional

De izquierda a derecha, tres imágenes que muestra el proceso de restauración del cuadro. Imágenes cedidas por el Museo del Prado y Colnaghi.Vídeo: Imágenes cedidas por el documental ‘El durmiente’
Ana Marcos

El Ecce Homo atribuido a Caravaggio que apareció en una subasta en Madrid en marzo de 2021 ha sido vendido por sus dueños, la familia del político liberal Evaristo Pérez de Castro, a una persona que ha pedido permanecer en el anonimato. El nuevo propietario, a través de la mediación de Jorge Coll, portavoz de la familia y responsable de la casa Colnaghi (galería de arte antiguo), “cederá en préstamo temporal —nueve meses— esta obra maestra al Museo Nacional del Prado, donde permanecerá expuesta en una instalación individual especial desde el 28 de mayo hasta octubre de 2024, mes en el que pasará a colgarse en el contexto de la exposición permanente”, como ha informado este lunes la pinacoteca en un comunicado.

La venta, de la que se desconoce la cantidad que ha pagado el nuevo dueño, ha contado con la aprobación de la Comunidad de Madrid, un requisito indispensable ya que la tela, que llegó a tener un precio de salida de 1.500 euros, está protegida como Bien de Interés Cultural por el Gobierno regional desde 2021. Ese mismo año, el Ministerio de Cultura lo declaró inexportable. El cuadro, debido a esta protección, no puede salir del país y, por esta razón, Coll y el nuevo propietario de la obra, con residencia en España, han llegado a un acuerdo con el Museo del Prado para dejar el Ecce Homo en la pinacoteca.

Con este préstamo, el Prado se asegura albergar el cuadro sin haber desembolsado un euro, reafirman fuentes del Museo. Las negociaciones entre Colnaghi y la pinacoteca comenzaron a finales de diciembre de 2023 y se cerraron en enero de 2024, según las mismas fuentes. El contrato de préstamo temporal se ha establecido en nueve meses con la posibilidad de ampliar este plazo. “No hay una fecha de prescripción”, puntualizan desde el Prado. Habitualmente, la razón por la que se elige esta fórmula es para garantizar que las piezas depositadas se expongan en las salas.

Durante la negociación, según ha podido confirmar EL PAÍS, el propietario se aseguró de que del 28 de mayo a octubre (no hay un día pactado) el cuadro se expusiera en una sala propia. El Ecce Homo podrá visitarse en un espacio contiguo a la sala dedicada a los caravaggistas. En ese lugar exclusivo se desplegará también “contexto sobre la historia del cuadro desde su llegada a Madrid, acorde con la notoriedad del mismo y su peripecia”, se limitan a decir por el momento desde el Prado.

El objetivo es que, una vez cumplido este primer plazo que termina en octubre, la pieza se integre en el discurso del museo y cuelgue en el espacio dedicado al pintor y sus coetáneos, aunque a estas alturas del acuerdo aún no está definido durante cuánto tiempo se quedará en el Prado. A finales de agosto, David vencedor de Goliat, de Caravaggio, uno de los cuadros del artista italiano que tiene este museo, se retiró de la sala para una restauración que estaba prevista desde hacía años. La tela se volvió a colgar a finales de 2023, justo cuando el Prado y Coll negociaban la cesión temporal del Ecce Homo. Ya en aquel momento, tanto Miguel Falomir, director de la institución, como David García Cueto, jefe de Departamento de Pintura Italiana y Francesa hasta 1800, adjudicaron la tela al pintor barroco. El futuro dirá si la nueva pieza se expondrá al lado de este cuadro, según la intención del Prado.

“Nosotros informamos de que estaba en Madrid y ahora lo mostramos, se cierra el círculo”, explican fuentes del Prado. “Estamos muy contentos por ser el escenario donde se muestre esta obra. Tenemos que regocijarnos por ello y por que esta pieza tan importante se quede en España”, ha asegurado Falomir. “La pieza condensa lo mejor del estilo del maestro en sus últimos años de existencia”, ha remarcado García Cueto.

Desde el Ministerio de Cultura también se felicitan por el nuevo episodio en la historia del Ecce Homo: “Es una gran noticia que se exponga y el público pueda verlo”. El papel de la cartera que lidera Ernest Urtasun ha sido, aseguran, periférico. La Junta de Calificación declaró el cuadro inexportable en 2021 para evitar que saliera de España. Una vez se cerró la compra de la pieza, la familia Pérez de Castro y Coll avisaron a la Comunidad de Madrid y a Cultura para que ejercieran su derecho de tanteo sobre el precio propuesto, tal y como se establece en el caso de los Bienes de Interés Cultural. Ninguna de las dos instituciones lo ejerció.

El periplo del cuadro

El cuadro, atribuido en un primer momento al círculo de Ribera por los expertos de la casa de subastas Ansorena, hasta donde los Pérez de Castro llegaron para vender varias obras familiares, ha estado guardado en unos almacenes en Coslada, cerca del aeropuerto de Madrid, donde permanece, según ha confirmado EL PAÍS. En estos dos años, han pasado por esta nave expertos de todo el mundo para observar la obra y tratar de adjudicar su autoría a Caravaggio. Maria Cristina Terzaghi, una de las mayores especialistas del mundo en el pintor, fue una de las primeras en asegurar en un informe científico que no tenía dudas de que se trataba de la mano del artista italiano.

El eccehomo en la sala Ansorena.
El eccehomo en la sala Ansorena.

Desde julio de 2022, en estos almacenes cercanos al aeropuerto, un equipo de restauradores liderado por el experto italiano Andrea Cipriani ha estado arreglando los desperfectos de la pieza. Bajo su mando han estado especialistas como Claudio Falcucci y Carlo Giantomassi, otro relevante restaurador que participó en los trabajos de los frescos de Miguel Ángel en el techo de la Capilla Sixtina. Jorge Coll descartó para esta tarea el taller de restauración del Prado al considerar que se trataba de una parte interesada en la compraventa del cuadro.

Tanto los informes de los especialistas que han pasado por estas instalaciones como el proceso de restauración se publicarán próximamente en el libro Caravaggio. El Ecce Homo desvelado. El estudio está firmado por Terzaghi, Keith Christiansen (comisario del Museo Metropolitano de Nuvea York), Gianni Papi (historiador del arte) y Giuseppe Porzio (historiador del arte en la Universidad del Arte), los mayores expertos en el mundo en Caravaggio. Este mismo año se estrenará también el documental El durmiente de Álvaro Longoria (Morena Films) que cuenta la peripecia del Ecce Homo. Es probable que toda esta documentación se exponga de mayo a octubre junto a la tela en esa sala exclusiva y reservada para uno de los mayores descubrimientos de la historia reciente del arte.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Ana Marcos
Redactora de Cultura. Forma parte del equipo de investigación de abusos en el cine. Ha sido corresponsal en Colombia y ha seguido los pasos de Unidas Podemos en la sección de Nacional, además de participar en la fundación de Verne. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de periodismo de EL PAÍS.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_