_
_
_
_

Siri Hustvedt sobre el posible regreso de Trump: “Nerviosa se queda corto, estoy aterrorizada”

La escritora estadounidense, autora de una veintena de obras, ha llegado a Madrid desde Nueva York para recibir el premio a la trayectoria literaria de OpenBank

La escritora estadounidense Siri Hustvedt con el director de 'Vanity Fair España', Alberto Moreno, en el hotel Ritz, la tarde de este miércoles.
La escritora estadounidense Siri Hustvedt con el director de 'Vanity Fair España', Alberto Moreno, en el hotel Ritz, la tarde de este miércoles.DANIEL MERINO @danielmerinophoto
Caio Ruvenal

La escritora estadounidense Siri Hustvedt (Minnesota, 69 años) teme que la vuelta de Donald Trump a la Casa Blanca, como lo perfilan algunas encuestas, vuelva a “desestabilizar” a Estados Unidos. “Estar nerviosa se queda corto, estoy aterrorizada [por las próximas elecciones de noviembre]”, confesó la autora la tarde de este miércoles en una conferencia de prensa en el hotel Ritz, previa a la ceremonia de entrega de los premios OpenBank Literatura by Vanity Fair, donde se le ha entregado el galardón a la trayectoria literaria. Hustvedt siempre fue crítica con el republicano desde su primer mandato. Lo calificó de racista y misógino, y en 2017 firmó una carta junto a decenas de escritores que criticaban la orden que prohibía la entrada al país de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

Ha recordado que los movimientos “autócratas” no son exclusivos de Estados Unidos, sino que también acechan en España, Francia e Italia, y ha apelado a la literatura como respuesta. “No creo que los libros nos salven del fascismo, pero la poesía, las novelas y algunos ensayos son capaces de describir la experiencia de otras personas que nos parecen ajenas y de una manera que ningún periódico puede describir”. La autora recordó a Paul Auster, su esposo desde 1982 y enfermo de cáncer desde enero del año pasado. “Hoy he hablado con él y por primera vez desde que empezó su tratamiento está trabajando en algo”, ha afirmado. Fue ella misma quien informó sobre la enfermedad de Auster en una publicación de Instagram en marzo. “Él está estable por el momento. Ha sido un año lleno de emergencias, no tanto por el cáncer en sí, sino por los tratamientos. Vivir con alguien que padece de una enfermedad letal te cambia la vida”, ha referido quien fue galardonada con el Premio Princesa de Asturias de las Letras en 2019.

Hustvedt conoció a Auster en 1981 y se casó con él al año siguiente. Cuando anunció la enfermedad terminal de su pareja contó que estaba viviendo en “cancerland”: “Uno tiene que estar lo suficientemente cerca para sentir los tratamientos debilitantes casi como si fueran propios y lo suficientemente lejos para ser una ayuda genuina”, escribía en aquella publicación. Hustvedt y Auster son los padres de la cantante y actriz Sophie Auster (Nueva York, 36 años), quien ha tenido un hijo a principios de este año. “Una de las grandes ambiciones de mi vida ha sido ser abuela”, confesó Hustvedt al mismo tiempo de admitir que ha habido también alegría en este último tiempo: “No sabemos lo que el futuro nos depara, sin el tratamiento no tendríamos a Paul hoy”.

La autora de una veintena de novelas y ensayos afirmó que tiene un cariño especial por España, donde realizó en 2003 una residencia en el Institució de les Lletres Catalanes de Barcelona. “Soy una amante de la literatura y su historia, y cualquier obra literaria le debe mucho al Quijote”. Su discurso de agradecimiento ha estado marcado por el feminismo, el arte y la memoria, elementos que atraviesan toda su producción. Saltó al estrellato con su tercera novela, Todo cuanto amé (2003), con la que empezó a conjugar sus principales obsesiones: la relación entre la vida y el arte, el rol histórico de la mujer en ese mundo y la difusa frontera entre la memoria y la imaginación. En el libro, un crítico de arte, Leo Hertzberg, narra en primera persona un periodo de 25 años en el que su vida y la de su familia se ven unidas a la de un pintor al que admira, Bill Wechsler. “El arte es siempre una traducción de las experiencias que vivimos”, afirmó la autora a EL PAÍS cuando se publicó la obra.

Cinco años después de Todo cuanto amé, Hustvedt volvió a usar a un hombre como protagonista en Elegía para un americano, esta vez para contar un relato sobre cómo la memoria personal forja nuestra identidad. “Quería saber qué implica ser un hombre narrador. En nuestra cultura, una voz masculina tiene más autoridad que la de una mujer. Es divertido asumir esa posición”, refirió a EL PAÍS en 2009. El mundo deslumbrante (2006), su más reciente publicación en España a través de una reedición de Seix Barral, retoma esa idea del menosprecio a la mujer. La novela ficciona el mundo del arte del Nueva York de los ochenta a través de la creadora Harriet Burden, opacada por su pareja, un popular marchante de arte. En busca de mayor trascendencia, usa tres hombres artistas como fachada / alter ego para presentar su propia obra.

“Se ha demostrado que es imposible describir el género que hay detrás de un texto. No es particularmente interesante hablar de lo binario, hay escritores que amo, como Henry James, que tienen muchas cualidades femeninas, y Gertrude Stein tiene elementos masculinos, en los términos que culturalmente nos han enseñado. Todos tenemos atributos masculinos y femeninos”, opinó la tarde de este miércoles. A pesar de su constante interés contra el menosprecio a las mujeres ―como demuestra su ensayo Madres, padres y demás (2022), en el que explora los orígenes de la misoginia y la visión masculina de la cultura―, Hustvedt no está tan de acuerdo con que exista un Día de la Mujer. “Es una buena idea y necesaria por el momento en el que nos encontramos, pero estamos somos nosotras las que estamos escribiendo la historia y no solo en el Día de la Mujer. Solo imagínense un día internacional del hombre”.

Premios Openbank de Literatura 2024

Por segundo año consecutivo, los premios Openbank de Literatura han premiado a nueve personalidades relacionadas con la literatura y la industria editorial. Alana S. Portero se llevó el premio de mejor ficción en español por La mala costumbre (Seix Barral). En la sección de mejor no ficción en español, Juan Villorio triunfó con La figura del mundo (Random House).

La lista de galardonados se completa con Fortuna (Anagrama) de Hernán Díaz en mejor ficción traducida; Emperador de Roma (Crítica) de Mary Beard en mejor no ficción traducida; Francisco Socas fue elegido como mejor traductor por su trabajo en Epistolario (El Acantalido) de Francesco Petarca; Mar García Puig fue escogida como mejor autora revelación por su novela La historia de los vertebrados (Random House); Solo quería bailar (Tránsito) fue mejor diseño de cubierta; Cálamo (Zaragoza), mejor librería y Silvia Sesé de Anagrama, mejor editora.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_