_
_
_
_
_

Penélope y Eduardo Cruz: “Hemos llorado mucho haciendo ‘En los márgenes”

Los hermanos son candidatos a mejor canción y a mejor actriz secundaria en los próximos Premios Goya por el drama de desahucios dirigido por Juan Diego Botto

Eduardo y Penélope Cruz, el mes pasado en Los Ángeles.Foto: Familia Cruz

Cada uno en un continente. Así gestaron su colaboración en En los márgenes, y así responden a las entrevistas los hermanos Cruz, la actriz y productora Penélope (Alcobendas, 48 años) y el compositor Eduardo (Alcobendas, 37 años). El músico vive en Los Ángeles desde hace tiempo, y ya hace cuatro años que no pisa España entre el confinamiento, su propio covid y su paternidad. Volverá por la ceremonia de los Goya, el 11 de marzo. A cambio, el resto de la familia Cruz viaja en cuanto puede a California. Ahora los dos disfrutan de una nueva tesitura. Son candidatos a los Goya: ella por su interpretación de Azucena, madre de familia a punto de ser desahuciada de su hogar; él, por la canción que se escucha en los títulos de crédito, compuesta junto a Rozalén.

Hermanos ganadores del Goya ya ha habido varios: los Remón por el guion de Intemperie; los Trueba, Fernando y David, como director y guionista de sus filmes respectivos; los hermanos Bajo Ulloa, por el guion de Alas de mariposa; los hermanos Lagares, por el corto de animación Los girasoles en 2000, o los hermanos Esteban Alenda, por el cortometraje dirigido por José y producido por César La increíble historia del hombre sin sombra en 2008 (y han sido candidatos tres veces más). Si se abre el abanico a finalistas sin victoria, la lista se amplía. Pero hasta esta candidatura de los Cruz, lograda el mismo año en dos categorías distintas, solo Pedro y Agustín Almodóvar han ganado estatuillas diferentes en una misma edición: como guionista y/o director Pedro, y como productor Agustín, ambos han recogido trofeos el mismo año gracias a Mujeres al borde de un ataque de nervios, Todo sobre mi madre, Volver y Dolor y gloria. “Para nosotros”, explica Penélope, que recalca varias veces que le saca 11 años al músico, y que en la conversación por videollamada ejerce de hermana mayor, “es muy emocionante. Cuando él era adolescente, yo disfruté mucho de aquellos años. Después, se vino a vivir conmigo a Los Ángeles. Sé de su esfuerzo, de las horas que pasa encerrado en el estudio en solitario por su pasión: la música”.

Penélope recuerda el día en que su hermano Edu cogió una guitarra: “Tenía cuatro años. Empezó a cantar y a componer sus cosas. Con 11 años ya se puso a estudiar música en serio. Y a mí siempre me ha impactado su talento. Como Juan [Diego Botto, director, coguionista y actor de En los márgenes] y yo somos amigos desde mis 13 años, conoce también a Edu, así que había ganas de colaborar entre todos. Los productores fuimos buscando a quien considerábamos el ideal en cada labor. Y sentimos que Edu encajaba en lo que queríamos en la banda sonora”. La canción surgió después, cuando se plantearon qué se escucharía al final. “Nace de una de las melodías que se ha oído previamente”, recuerda la actriz, “y viaja hacia otro sitio”.

Penélope Cruz, en 'En los márgenes'.
Penélope Cruz, en 'En los márgenes'.

Ambos acuerdan que el trabajo musical era delicado, “que debía de sumarse a las atmósferas y no subrayar”. Orgullosa, Penélope rememora el primer día que su hermano le pasó los primeros esbozos musicales. “Lloré, porque había dado en el clavo en lo que había que transmitir. Había dolor y esperanza”. Eduardo asegura que la canción en sí fue un reto: “Yo estaba en Nuevo México, con covid, y Rozalén de gira. La idea de la canción llegó al final, y por eso solo tuvimos unas tres semanas para crearla en la distancia. Fuimos encajando piezas. Ha sido un privilegio trabajar con Rozalén, sorprenderme y disfrutar de su talento. Pocas veces he sentido esa conexión y esa rapidez”. Que fuera Rozalén surgió en un encuentro, cuando aún no estaba claro si habría canción, “y supimos rápido que era ella”. La actriz tampoco pierde ocasión de subrayar: “Con 19 años, Edu firmó un contrato con Warner, y estuvo de gira en México y decidió que no quería ir por ese camino, que para qué ser pop star. Disfruta más componiendo, dándole canciones a Miguel Bosé, a Bunbury, a otros muchos... Guarda muchas cosas en los cajoncitos de su estudio”. El aludido, que efectivamente responde a la entrevista desde su estudio, se sonroja.

Penélope Cruz ha rematado un 2022 impresionante: fue candidata al Oscar por Madres paralelas; participó en la gala en Valencia como nominada a los Goya por esa película; rodó en verano Ferrari, con Michael Mann, recibió el premio Nacional de Cinematografía; estrenó Agentes 355, L’immensità y En los márgenes, y el 1 de diciembre volvió a oír su nombre en la lectura de nominaciones a los galardones del cine español: es su 14ª candidatura, y desde 2016 solo no ha sido seleccionada en una edición. Aunque no lo gana desde 2009. “Fue con Vicky Cristina Barcelona, sí, pero de verdad lo veo desde el agradecimiento, siento el cariño y la valoración de mi trabajo por parte de mis compañeros. La vida me está recompensando con muchas cosas, como la posibilidad de elegir proyectos”, asegura. “Y sí, cada vez que leen mi nombre en las candidaturas lloro. En este caso, con una película de alguien como Juan, muy importante para mí, y de un tema, los desahucios, del que no debemos de dejar de hablar. El camino de En los márgenes ha sido muy largo y complicado, y el premio más grande es del recibir el agradecimiento, porque se vea su problemática en el cine, de las familias que han sufrido este drama”.

Penélope Cruz, en la presentación de 'En los márgenes' durante el pasado festival de San Sebastián.
Penélope Cruz, en la presentación de 'En los márgenes' durante el pasado festival de San Sebastián.Javier Etxezarreta (EFE)

Su hermano confiesa: “Ambos hemos llorado mucho haciendo esta película”. Hubo momentos, recuerda, que tuvo que dejar unos días la música de lado por “el dolor que salía de las imágenes”. Y analiza: “Fue muy fuerte, debí incidir en lo sutil de la partitura, entendí en la complejidad del encargo”. Ahora está componiendo de nuevo canciones: “Una banda sonora de un documental y cosas con mi chica”, la actriz argentina Eva de Dominici. Y su hermana no habla de futuros rodajes como actriz (“Volveré en verano”), sino de la labor de su productora, con la que está desarrollando una película, una serie y un documental: “No se puede abarcar todo, hay que ir paso a paso, y ahora toca la producción”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Gregorio Belinchón
Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_