Marilar Aleixandre, Premio Nacional de Narrativa 2022

La escritora, que ha desarrollado su obra en gallego, destaca, según el jurado, por su “resiliencia, emancipación del ser humano, sororidad y compromiso con los demás”

La escritora, académica y traductora Marilar Aleixandre, autora de la novela 'As malas mulleres'.
La escritora, académica y traductora Marilar Aleixandre, autora de la novela 'As malas mulleres'.Lavandeira jr (EFE)

Marilar Aleixandre (Madrid, 75 años) ha sido galardonada con el Premio Nacional de Narrativa correspondiente al año 2022 por su novela As malas mulleres (Galaxia), escrita en gallego. El premio, concedido por el Ministerio de Cultura y Deporte, está dotado con 20.000 euros. El jurado ha destacado la obra “por su original estructura híbrida que la convierte en una singular novela histórica sobre la situación carcelaria de las mujeres en el siglo XIX, con un admirable dominio del diálogo y del lenguaje”. La protagonista, que recrea un personaje real de 1853, es una niña de 15 años que acompaña a su madre a abortar y acaba en la cárcel. “¿Quién iba a decir que tantos años después esta práctica seguiría siendo delito en muchos países?”, reivindica la autora en una entrevista telefónica con EL PAÍS.

As malas mulleres es una novela histórica que revive la época en la que Concepción Arenal y Juana de Vega pusieron en marcha la Asociación Magdalena, donde mujeres privilegiadas se acercaban a la cárcel de A Coruña para enseñar a leer a las presas. “El libro habla de mujeres que ayudan a otras y de un alcaide que se lo prohíbe porque el acceso al conocimiento se nos ha negado históricamente”, protesta Aleixandre. Un motivo que ha tenido en cuenta el jurado: “La autora pone el acento en las desigualdades y a la vez ofrece una mirada esperanzadora: la capacidad de resiliencia y emancipación del ser humano, destacando la importancia de la sororidad y del compromiso con los demás”.

La situación de las mujeres siempre ha sido un motivo central en la literatura de la autora. “Mi primer compromiso político fue el feminismo”, asegura. En uno de sus libros iniciales, Lobos nas illas (1996), incluía el relato Terror na madrugada, en el que denuncia los malos tratos. Ahora la escritora se pregunta: “¿Qué pueden tener en común las presas del siglo XIX y las de este?”. Las condiciones en las que viven las mujeres en otros países es su respuesta. La autora muestra su solidaridad con las que se han quitado el velo en Irán, donde son consideradas aún como “ciudadanas de segunda”. “Europa es un continente privilegiado, aunque nadie nos asegura que no podamos dar pasos atrás”, recuerda.

Marilar Aleixandre es narradora, poeta y traductora, y usa el gallego como lengua literaria a pesar de que no fue su lengua materna. “No sé si yo adopté el gallego o el gallego me adoptó a mí”, bromea. En 1973 obtuvo la cátedra del Instituto de Ciencias Naturales y se instaló en Galicia, donde ha sido profesora de biología tanto en enseñanza secundaria como en la Universidad de Santiago de Compostela. Aunque es madrileña de nacimiento, el gallego se ha convertido en su lengua vehicular y elogia la sensibilidad del jurado al fijarse en obras que originalmente no se han publicado en castellano. “Es el reconocimiento de que existen otras lenguas cooficiales”, explica. Para la escritora, las letras gallegas viven un momento de esplendor: “El idioma está en riesgo porque hay un retroceso en la transmisión de padres a hijos, pero la literatura lleva tiempo demostrando que aquí se escribe en un nivel muy alto”. Este año, el poemario Lixeiro (Xerais), de Ismael Ramos, ha ganado el Premio Nacional de Poesía Joven —hace dos se lo llevó la también gallega Alba Cid— y Xesús Fraga se hizo con el mismo galardón que Aleixandre el año pasado.

Sus primeros pasos en el mundo de la literatura se desarrollaron en el terreno de la narrativa infantil, quedando finalista en 1986 del premio Merlín con O rescate do peneireiro, y en 1987 con A formiga coxa. En el ámbito de la escritura para adultos destacan títulos como las novelas Teoría do caos (Premio Xerais de Novela 2001) o As malas mulleres (Premio Blanco Amor de Novela 2020) y el poemario Mudanzas, que logró el Premio de Poesía Caixanova 2006.

La prensa también ha sido un nicho al que Aleixandre se ha acercado y actualmente colabora en medios como La Voz de Galicia y O Correo Galego. A finales de los sesenta, la autora participaba en publicaciones clandestinas. “Las revistas más interesantes de aquella época lo eran, así que yo escribía panfletos en ellas”, confiesa entre risas. Pero la gallega diferencia la prosa de un artículo de opinión de la utilizada en una novela: “Se puede tener el compromiso que yo tenía a los 30 años y expresarlo con acciones como las que hacíamos en la lucha clandestina contra Franco, pero eso en una novela se traduce en la mirada, que nos permite enseñar cosas que no se ven”.

En 2017 ingresó en la Real Academia Gallega con un discurso sobre Voces termando da paisaxe galega (Voces sosteniendo el paisaje gallego). El jurado, presidido por María José Gálvez Salvador, directora general del Libro y Fomento de la Lectura, ha estado conformado por miembros de las academias española, gallega, vasca, valenciana o catalana, así como críticos literarios y asociaciones de escritores, entre otros.

Los últimos años, el premio ha sido concedido a Xesús Fraga por Virtudes e misterios, en 2021; Juan Bonilla por Totalidad sexual del cosmos, en 2020; Cristina Morales por Lectura fácil, en 2019; Almudena Grandes por Los pacientes del doctor García, en 2018; Fernando Aramburu por Patria, en 2017; Cristina Fernández Cubas por La habitación de Nona, en 2016; Ignacio Martínez de Pisón por La buena reputación, en 2015; Rafael Chirbes por En la orilla, 2014; José María Merino por El río del Edén, 2013; Javier Marías por Los enamoramientos, en 2012; Marcos Giralt Torrente por Tiempo de vida (2012); o Javier Cercas por Anatomía de un instante, en 2010.


Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS