Crítica | Regreso a Reims
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

‘Regreso a Reims’: una brillante película sobre cómo la clase obrera francesa se pasó al Frente Nacional

Un ensayo político hecho con retales de cine y archivos indaga en los motivos de los trabajadores franceses que abandonaron la izquierda y se hicieron de Le Pen

Imagen de 'Regreso a Reims'.

El último recuerdo que guardábamos de la actriz Adèle Haenel fue su airado desplante en la gala de los Premios César de 2020. Al grito de “¡Qué vergüenza!”, la actriz de Retrato de una mujer en llamas, de Céline Sciamma, respondía en directo a la ovación de los académicos franceses a Roman Polanski por el galardón a la dirección de El oficial y el espía. Poco después, Haenel aparcaba su carrera en el cine asqueada con una industria a la que tachaba de “reaccionaria, racista y patriarcal”.

Regreso a Reims (Fragmentos) es la excepción a ese carpetazo. Adèle Haenel pone algo más que su voz a este brillante documental que parte del ensayo homónimo del filósofo y sociólogo Didier Eribon, un exitoso texto autobiográfico en el que Eribon, ante la muerte de su padre, emprendía un ajuste de cuentas consigo mismo y regresaba a sus raíces de clase obrera y provinciana. Las reflexiones de Eribon le valen a Jean-Gabriel Périot como punto de partida para repasar la historia de la clase obrera francesa desde la mitad del siglo pasado y hasta el presente, pero desde la voz de una mujer que, con la culpa de su acomodada distancia, observa a las trabajadoras que la precedieron.

Un documental, hecho de memoria y retales de archivos y películas, cuya reconstrucción íntima e histórica se adentra en los motivos y contradicciones que han acabado propiciando que la clase obrera abandone la izquierda para sucumbir al abrazo de la ultraderecha del Frente Nacional de Le Pen. Un viaje al pasado para comprender el presente desde una voz que se pregunta por la huella de su humilde familia, de la humillación que sufrió su abuela, rapada e insultada en la plaza pública por haber mantenido algún tipo de relación sentimental con un oficial alemán durante la ocupación nazi, o la paulatina integración de su madre en el ideario ultranacionalista ante la llegada de una clase aún más pobre y marginada que la suya: la de los inmigrantes.

Dividida en dos bloques y siempre aferrada a esa estructura fraccionada que se advierte desde el subtítulo, Fragmentos, el documental navega entre esos retales de un fabuloso y compacto patchwork audiovisual en el que imágenes históricas del cine francés se suman, sobre todo en el segundo bloque, a los archivos televisivos que a partir de los años setenta van ganando terreno. Es decir, junto a las películas de, entre otros, Jean Vigo, Georg Wilhelm Pabst, Dimitri Kirsanoff, Germaine Dulac, Jean-Daniel Pollet, Henri Aisner, Chris Marker, Jean Rouch o Maurice Pialat, se incorporan los vídeos domésticos o entrevistas televisivas de mujeres hablando de su trabajo como asistentas o de sus tareas de amas de casa.

Si el anterior trabajo de Périot, Nuestras derrotas (2019), era un fallido intento de puesta al día de Mayo del 68 a través de un grupo de adolescentes incapaces de responder a preguntas sobre el dinero, el capitalismo, la propiedad o los derechos de los trabajadores, Regreso a Reims logra compaginar un tono familiar, intimista y lírico con una serie de cuestiones sociales y políticas que ya estaban en su anterior filme y que aquí sí obtienen su fatal respuesta.

Todo funciona en este filme terrible y demasiado pertinente, la voz en off de Adèle Haenel, el texto y su correlato en imágenes, que no son meramente ilustrativas, sino que ahondan, profundizan y reinterpretan el texto de Didier Eribon como un canto al rearme de una clase obrera perdida en su laberinto.

REGRESO A REIMS (FRAGMENTOS)

Dirección: Jean-Gabriel Périot.

Género: ensayo fílmico. Francia, 2021.

Duración: 83 minutos.

Estrenos: 10 de junio.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Elsa Fernández-Santos

Crítica de cine en EL PAÍS y columnista en ICON y SModa. Durante 25 años fue periodista cultural, especializada en cine, en este periódico. Colaboradora del Archivo Lafuente, para el que ha comisariado exposiciones, y del programa de La2 'Historia de Nuestro Cine'. Escribió un libro-entrevista con Manolo Blahnik y el relato ilustrado ‘La bombilla’

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS