Muere el actor Chete Lera en un accidente de tráfico en Málaga

El intérprete de películas como ‘La ardilla roja’, ‘Secretos del corazón’ o ‘Familia’ falleció el jueves a los 72 años tras caer su coche por un desnivel de unos 50 metros

El actor Chete Lera, retratado en 1999.

El actor Chete Lera (A Estrada, Pontevedra, 72 años) murió el jueves por la tarde en un accidente de tráfico en el municipio malagueño de Rincón de la Victoria. Los servicios de emergencias de la Junta de Andalucía han informado de que su coche se salió de la calzada y cayó por un desnivel de unos 50 metros hasta una zona de viveros. Era el único ocupante del vehículo y cuando llegaron los equipos médicos, ya había fallecido. El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Málaga, donde el sábado se le practicará la autopsia. “Estamos en shock. No me lo creo.”, ha afirmado su hermano, Joaquín Lera, en Instagram, que ha compartido una imagen juntos durante un paseo en la costa de Corcubión, en Galicia.

El intérprete visitaba con frecuencia desde hace más de una década el municipio de Macharaviaya, de apenas 524 habitantes y ubicado en la comarca de la Axarquía, muy cerca del lugar del accidente. Primero lo hacía para pasar pequeñas temporadas y luego para estancias más largas, por lo que decidió adquirir un pequeño apartamento. Allí el actor se refugiaba a menudo para preparar proyectos o pasar el tiempo junto a amigos como el pintor onubense Aurelio Díaz Buly o la cantante Martirio, que también posee una vivienda en este pueblo. “Es un precioso entorno en el que me suelo esconder para estudiar algún guion y porque está muy cerca del mar, un lugar idílico donde uno puede pasar momentos estupendos”, explicaba Lera el pasado otoño en un programa de viajes de Canal Sur. “Aquí se ha sentido su fallecimiento porque son muchos años que lo conocemos y por su integración en el pueblo”, ha subrayado Antonio Campos, alcalde de Macharaviaya.

Hace un año, Lera se mudó a Benagalbón, apenas a siete kilómetros de distancia, donde residía desde entonces junto a su pareja, Charo Martín-Crespo, y dos perros. “Venía de darse un baño en el mar y el asfalto se ha llevado a uno de los más grandes actores que ha dado este país”, ha subrayado su hermano Joaquín en las redes sociales, que se han llenado de mensajes de despedida.

Con una larga trayectoria tanto en el teatro como en la gran pantalla y la televisión, Chete Lera participó en películas emblemáticas del cine español como La ardilla roja (1992)dirigida por Julio Medem; Secretos del corazón (1996)de Montxo Armendáriz; Familia (1996) y Barrio (1998)de Fernando León de Aranoa; Abre los ojos (1997), de Alejandro Amenábar; Flores de otro mundo (1998)de Icíar Bollaín; y Plenilunio (2000)de Imanol Uribe. Ganó el premio al mejor actor del Festival de Málaga de 2002 junto al resto del reparto de la película Smoking Room, de Julio Wallovits y Roger Gual.

El actor, cuyo nombre real era Ramón Mariano Fernández Lera, no fue el único en desarrollar una actividad artística en su familia. Fue el primero de 11 hermanos, y uno de ellos es el escritor Antonio Fernández Lera. El actor llegó tarde a este oficio, pues antes se graduó y trabajó como ingeniero aeronáutico, piloto de aviación y empleado de banca. Cerca de los treinta tuvo una crisis y se puso a estudiar psicología, época en la que empezó a hacer teatro con compañeros que conoció entonces. Así descubrió su vocación por la interpretación y ya nunca quiso apearse de ella.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Además del cine, desarrolló también una larga carrera en los escenarios y estuvo especialmente implicado en el teatro alternativo y de vanguardia con creadores como Rodrigo García, con quien trabajó en varios de los montajes que en los años noventa dieron fama internacional a García, como Protegedme de lo que deseo (1998) o Haberos quedado en casa, capullos (1999). En esa década, el actor estaba en lo más alto de su carrera y compaginaba sus éxitos en el cine con las tablas, donde era reclamado por directores como José Luis Gómez, Lluís Homar o Gerardo Vera. Ya en el nuevo siglo participó en numerosos espectáculos de Emilio del Valle y Juan Carlos Pérez de la Fuente. En televisión trabajó menos, pero hizo apariciones en populares series como Los ladrones van a la oficina (1994), Médico de familia (1998), Carvalho (1998) o más recientemente Cuéntame cómo pasó (2014).

Se han despedido del actor en redes sociales algunos compañeros de profesión, como Eduardo Noriega, con quien trabajó en Abre los ojos bajo las órdenes de Amenábar, interpretando el papel de psiquiatra. “D.E.P. el gran Chete Lera”, ha escrito en su Twitter. También se han manifestado otros como Adriana Ozores, Hugo Silva, Jesús Bonilla o Berto Romero, con el que había trabajado recientemente en la serie Mira lo que has hecho. El Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) ha puesto en valor su compromiso con el sector: “Muy implicado en la escena alternativa, trabajó tanto con jóvenes creadores de vanguardia como con consolidados directores”. El madrileño Teatro de la Abadía lo ha recordado como “una persona muy querida” en la sala, y envían “sentidas condolencias a sus familiares y amigos”. También la Academia del Cine ha lamentado su muerte en su web.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS