_
_
_
_
_

Lealtad entre los viejos rockeros: Crosby, Stills y Nash se unen a Neil Young en su pelea contra Spotify

El cuarteto, que grabó música maravillosa y se peleó a conciencia, libra junto su última batalla

Carlos Marcos
Neil Young, David Crosby, Stephen Stills y Graham Nash en 1970.
Neil Young, David Crosby, Stephen Stills y Graham Nash en 1970.Michael Ochs Archives

David Crosby tiene 80 años; Graham Nash, también 80; Stephen Stills, 77, y Neil Young, 76. Los cuatro, que formaron a finales de los sesenta una de las mejores superbandas de la historia del rock, están librando su última batalla. Durante cinco décadas, estos cuatro amigos se han peleado, reconciliado, grabado música maravillosa, se han vuelto enzarzar en trifulcas, han hecho las paces y regresado para editar grandes álbumes. Y, sobre todo, han sobrevivido para molestar, una vez más, a alguien más poderoso que ellos. Hoy, enfrentados al ocaso de sus vidas, se han unido en un acto de lealtad digno de cuatro búfalos en estampida permanente. También se ha sumado a la lucha Joni Mitchell, 78 años, compañera de generación, musa de canciones tan bellas como Our House (que compuso Nash cuando eran pareja) y seguramente la cantante femenina más influyente en la música pop.

El comunicado de Crosby, Stills y Nash dice así: “Apoyamos a Neil y estamos de acuerdo con él en que se está transmitiendo desinformación peligrosa en el podcast de Joe Rogan de Spotify. Si bien siempre valoramos los puntos de vista alternativos, difundir desinformación a sabiendas durante esta pandemia mundial tiene consecuencias mortales. Hasta que se tomen medidas reales para demostrar que la preocupación por la humanidad debe equilibrarse con la economía, no queremos que nuestra música, o la música que hicimos juntos, esté en la misma plataforma”. Además de sus trabajos en solitario, la música que va a abandonar la plataforma incluye los discos que grabaron como Crosby & Nash; Crosby, Stills & Nash; y Crosby, Still, Nash & Young.

La semana pasada, Young dio unas horas a los responsables de Spotify para decidir entre él y Joe Rogan, el foco de todos los problemas, un cómico/presentador que por medio del podcast The Joe Rogan Experience está dando voz a personas con mensajes antivacunas y a teorías negacionistas sobre la pandemia. Spotify, que firmó un contrato con Rogan por 100 millones de dólares (88,5 millones de euros), apostó por el podcast con más audiencia de la plataforma y los 60 años de carrera de Young desaparecieron.

Spotify ha reaccionado al terremoto por la batalla de Young sobre todo después de comprobar cómo descendía su cotización en bolsa. “Estamos trabajando para incorporar un aviso de contenido a todos los episodios de un podcast que incluya un debate sobre la covid-19″, ha dicho la compañía. Su responsable, Daniel Ek, añadió: “Personalmente, hay muchos individuos y opiniones en Spotify con las que no estoy de acuerdo, en lo absoluto. Para mí es importante que no asumamos la postura de censurar contenidos al mismo tiempo que garantizamos que haya reglas en vigor y consecuencias para aquellos que las violen”. Rogan también salió a emitir su opinión en un comunicado que se ha interpretado como una disculpa al viejo rockero: “Estoy interesado en averiguar cuál es la verdad y en tener conversaciones interesantes con personas con opiniones diferentes. No me interesa hablar solamente con personas que tengan una perspectiva”.

La cuestión es si la decisión de Young va a provocar un efecto arrastre y si se van a sumar más compañeros de generación y, lo más importante, estrellas jóvenes. Nils Lofgren (Chicago, 70 años), guitarrista de la E Street Band de Bruce Springsteen e incorporado a los Crazy Horse de Neil Young en el reciente disco Barn, también se ha unido. “Hace unos días, mi esposa, Amy, y yo nos dimos cuenta de que Neil y Daryl [Hannah, actriz, activista ambiental y pareja de Young] se unieron a cientos de profesionales de la salud, científicos, médicos y enfermeras para denunciar a Spotify por promover mentiras y desinformación que están dañando y matando a la gente. Mientras escribo esta carta, hemos retirado los últimos 27 años de mi música”.

La última vez que se juntaron Crosby, Stills, Nash y Young para hacer una gira grande (también han actuado ocasionalmente, pero en conciertos desperdigados) fue en 2006. Lo hicieron por otra lucha trascendental. Young había editado Living With War, un combativo disco que criticaba la política de George W. Bush en la guerra de Irak. La gira fue recogida en el documental CSNY Déjà Vu. Hay en la cinta imágenes tremendas que reflejan la polarización de la sociedad estadounidense que se ha extremado con el tiempo. Cuando el cuarteto interpreta canciones de Living With War, algunos de sus propios seguidores, los más proclives a Bush, les insultan y abuchean. Pero allí siguen los cuatro, rockeando.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Carlos Marcos
Redactor de Cultura especializado en música. Empezó trabajando en Guía del Ocio de Madrid y El País de las Tentaciones. Redactor jefe de Rolling Stone y Revista 40, coordinó cinco años la web de la revista ICON. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Madrid.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_