Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MÚSICA

Daniel Ek, fundador de Spotify: "El futuro está en el acceso no en la propiedad"

El nuevo fenómeno musical de Internet quiere convertir a los usuarios de alternativas ilegales en usuarios de ofertas legales - "A la gente le da igual tener o descargarse canciones. Lo que quiere es acceder a ellas"

Primero fue Napster. Y el mundo nunca volvió a ser igual. El internauta descubrió que descargar una copia gratuita de cualquier canción, de cualquier autor, era cuestión de segundos. La industria discográfica se puso a temblar: empezaba la fiebre por poseer. Luego fue iTunes. Se convirtió en la tienda digital de música. El invento de Apple demostró a la temblorosa industria que las descargas en Internet también daban beneficios.

Daniel Ek y Martin Lorentzon han convencido a la industria de que el futuro de la música pasa por el acceso más que por la posesión. Estos dos músicos y tecnoforofos son los creadores de Spotify, el último fenómeno en Internet.

Spotify es un programa de música. Otro más. Pero increíblemente rápido y fácil de usar. Su interfaz es muy parecida a iTunes, pero Spotify ofrece música en streaming. Como tantos. Esto significa que los temas se escuchan gratuitamente desde cualquier ordenador conectado a Internet, pero no se pueden descargar. A Spotify, de momento, se accede por invitación. Pero ya ha encandilado a más de un millón de internautas de nueve países, incluida España, a los cinco meses de su lanzamiento.

Daniel Ek, 25 años, que vive a caballo entre Londres (sede de Spotify) y Estocolmo, su ciudad natal, respondió por correo electrónico a un cuestionario para Ciberp@ís.

Pregunta. ¿Cómo definiría Spotify?

Respuesta. Spotify es un servicio de música en streaming. Un servicio instantáneo, legal y fácil de usar. A cambio de anuncios publicitarios o mediante suscripción, el internauta accede a un enorme catálogo de música.

P. ¿Cuántas canciones hay y de qué discográficas?

R. Tenemos acuerdos con Universal, Sony BMG, Emi Music, Warner Bros, Merlin, The Orchard, CD Baby, Naxos e INgrooves. Nuestro catálogo de música es muy amplio y nuestro sueño es recolectar toda la música del mundo. No sé el número exacto de temas disponibles, pero tenemos licencia para millones de canciones y seguimos trabajando para añadir más en el sistema. Cada día entran 10.000 nuevas canciones.

P. ¿Por qué optaron por un modelo de streaming y no por uno de descargas?

R. Hay varios motivos, pero el principal es que queríamos un producto de alta calidad. También porque estamos convencidos de que el futuro de la música está en el acceso más que en la propiedad.Daniel Ek y Martin Lorentzon fundaron Spotify con el objetivo de "ayudar a tanta gente como sea posible a escuchar todo tipo de música, cuando y donde quiera". Convencidos de lo que llevaban en mente era una buena idea, pagaron de su bolsillo los dos primeros años de la compañía. Hoy dan empleo a 70 personas, tiene sede en Londres y Estocolmo y les financian desde el otoño las inversoras Northzone and Creandum.

Ambos emprendedores son, además de músicos, apasionados de la tecnologia. Y comparten dos hobbies: "escuchar música y resolver problemas", asegura Ek, de 25 años.

Puestos a remediar, con Spotify pretenden solucionar el descalabro de una industria, la musical, que no supo ver lo inevitable: Internet y el móvil son poderosas plataformas para comercializar todo tipo de contenidos.

"Si uno se remonta en el tiempo ve que las discográficas empezaron vendiendo vinilos, después casetes y luego CD, pero siempre se basaron en un modelo de venta al por menor. En la era post P2P dos cosas eran obvias para mí: por un lado, la gente consumía más música que nunca y de una gran diversidad de artistas; por otro, las influencias de lo que la gente escuchaba procedía más de amigos que de emisoras radiofónicas. Es decir consumían música como locos -la demanda subyacente era mayor que nunca-, pero no necesariamente pagaban por ello. Creamos Spotify con un doble objetivo: atender a esta ingente demanda de contenidos y, al mismo tiempo, garantizar un sistema de ingresos que funcionara", asegura Ek.

Pregunta. ¿Cuál es su modelo de negocio?

Respuesta. Tenemos tres. La versión gratuita, a la que la gran mayoría de gente accede, contiene algunos anuncios breves. La versión Premium, por 11, 15 euros al mes, viene sin publicidad; y el pase de 24 horas por 1, 11 euros, está destinado a la celebración de fiestas y eventos.

P. ¿Cómo resuelven el pago de los derechos de autor a artistas y discográficas?

R. No damos detalles sobre los acuerdos con los sellos, pero es importante para nosotros compensar adecuadamente a las discográficas y artistas por su trabajo. Desde el primer día hemos trabajado codo con codo para asegurar que todo el mundo obtiene su porcentaje justo. A los artistas los compensamos según la frecuencia en que su música se reproduce en Spotify.

P. Se declaran contra la piratería. Aún más: consideran que las descargas ilegales son sus competidores. ¿Cree que su servicio puede poner fin a esta práctica en el mundo?

R. Estamos creando algo mucho mejor que la piratería y, haciendo esto, creemos que podemos convertir a muchos aficionados de alternativas ilegales en usuarios de alternativas legales.

P. ¿Cree que el modelo de pago de contenidos en Internet está muerto?

R. Spotify va de dar acceso al contenido más que a poseerlo. Creemos que la gente pagará por tener la posibilidad de acceder a la música que le gusta, cuando y donde quiera. A la gente le da igual tener o descargarse canciones. Lo que quiere es acceder a ellas.

P. ¿Sin restricciones?

R. Sin restricciones. En Spotify puedes escuchar tus canciones favoritas ilimitadamente.

P. Al ser en streaming necesita conexión a Internet para funcionar. A la gente también le gusta escuchar música paseando por la calle, en el coche... ¿Planea lanzar un servicio similar para los móviles?

R. No puedo dar detalles, pero trabajamos en múltiples maneras para integrar el servicio en otras plataformas y aparatos. Es algo que estamos investigando entusiasmados.

P. ¿Quiénes son sus competidores legales?

R. Según con quién hablamos, nos comparan con unos o con otros. En Gran Bretaña con Last.fm, aunque es más una comunidad construida alrededor de una red social. Obtienes recomendacions musicales y también puedes escuchar las que gusta a tus amigos. En Francia nos comparan con Deezer, y en Estados Unidos nos ven similares a Raphsody y Napster. Creo, honestamente, que no tenemos un competidor directo ya que a este nivel nadie está ofreciendo lo que nosotros: un modelo basado en la suscripción y la publicidad a la vez. Esta es la gran diferencia.

P. Spotify es un servicio muy rápido. ¿Qué tecnología tiene detrás?

R. La tecnología es un híbrido entre un sistema centralizado y una red P2P. Los contenidos más populares son servidos por las redes P2P y los más minoritarios, por servidores centrales. Esto asegura un rápido acceso a todos las canciones, no sólo las más populares, a través del servicio. En cinco meses Spotify ha seducido a un millón de personas.

Otras opciones en español

Mystrands

Lanzado en 2003 como MusicStrands, esta plataforma de recomendaciones sociales aplica ahora sus consejos a más materias, además de la música, y las suministra en tiempo real al ordenador, móvil y otros aparatos con acceso a Internet. De media, todos los abonados reciben 10 millones de recomendaciones al mes.

Usuarios: Sin datos.

Catálogo: 10 millones .

Pro: Multiplataforma.

Contra: Tanta funcionalidad abruma.

Sitio: www.mystrands.es

Last.fm

El servicio es a la vez una red social, radio por Internet y sistema de recomendación musical. Presentada enGran Bretaña en 2002, opera en 200 países, incluido España. El registro, gratuito, es necesario para crear un perfil, pero no para escuchar las emisoras, tanto online como en el ordenador, iPhone y los móviles Android.

Usuarios: 21 millones.

Catálogo: Sin determinar.

Pro: Fácil de usar.

Contra: Fragmentos de 30 segundos.

Sitio: www.last.fm

Jamendo

Mezcla de los término jam session y crescendo, ofrece 6.000 horas de música libre. El servicio, gratuito, ilimitado y legal da acceso a canciones bajo licencia Creative Commons, viene de Luxemburgo y está disponible en siete idiomas, incluido el español. Jamendo y los creadores se reparten los ingresos por publicidad.

Usuarios: 400.000.

Catálogo: 150.000 canciones.

Pro: Sin conflictos de copyright.

Contra: Poca variedad musical.

Sitio: www.jamendo.com/es

Deezer

Servicio francés de música a la carta disponible en español. Ofrece gratis y legalmente todo tipo de canciones. Da acceso a más de 30 webradios temáticas y a una radio inteligente que se adapta al gusto del consumidor. El sitio comparte con artistas los ingresos por publicidad.

Usuarios: 6,5 millones.

Catálogo: 3,7 millones de canciones. Pro: Permite colocar archivos .

Contra: Obligación de registro en test musical a ciegas.

Sitio: www.deezer.com/es

Yes.fm

Servicio para escuchar música en streaming lanzado en septiembre de 2008. No hace falta descargarse ninguna aplicación. Su modelo de negocio se basa en publicidad, patrocinios y suscripciones mensuales. En marzo, disponible para Blackberry.

Catálogo: 2,3 millones de canciones.

Pro: Apuesta por contenidos en español.

Contra: Hay que registrarse para escuchar la música.

Sitio: www.yes.fm

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 2009

Más información