Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DISCO DE LA SEMANA | SKY TRAILS

David Crosby, el indestructible

Las melodías del disco siguen una lógica propia, sin obedecer al imperio del estribillo

Portada del disco 'Sky Trails', de David Crosby.
Portada del disco 'Sky Trails', de David Crosby.

Sky Trails

David Crosby
BMG Rights Management
7 de 10

Crosby, Stills, Nash & Young brillaron con toda su potencia en 1970, justo cuando se desintegraban los Beatles. Suponían la alternativa californiana, imbricada en una contracultura en expansión. Nadie podía imaginar que descarrilarían tan rápido y que irían perdiendo su dignidad con conflictos personales y reuniones crematísticas.

Hoy, aquella promesa de creatividad ilimitada yace olvidada. Seguimos hipnotizados por los vaivenes de Neil Young, aunque resulta evidente que hace años prescindió del control de calidad. Steven Stills hace lo que puede pero está sordo, literalmente sordo; su próximo proyecto discográfico es puro marketing, una colaboración con Judy Collins, la más legendaria de sus muchas parejas. Graham Nash tarda más de un decenio en sacar cada colección de nuevas canciones.

Y queda David Crosby, que —sorpresa, sorpresa— lleva una racha muy productiva para tratarse de alguien al que imaginábamos damnificado por el consumo industrial de sustancias. Tres discos en lo que llevamos de década, y el último deslumbra con su vuelta de tuerca sobre el sonido californiano. Con la producción de su hijo, James Raymond, se ha trabajado sobre sus cuerdas vocales (inevitablemente, deterioradas) y hasta se aplica el autotune en algún momento; también se detecta algún ritmo programado.

No teman: esto jamás sonará en una discoteca. Aparecen suficientes muestras del Crosby más angélico, el autor de If I Could Only Remember My Name, su suntuoso estreno de 1971, donde —por ejemplo— los Fleet Foxes encontraron su libro de instrucciones. Pero la novedad reside en la utilización de elementos jazzísticos que evocan esa dorada rama del pop californiano de los setenta que ahora llaman yatch rock. Es decir, Sky Trails suena más a Steely Dan que a Weather Report. Saxos flotantes, bajos sin trastes, pianos eléctricos, acordes sinuosos.

Que nadie piense en concesiones: las melodías de Crosby siguen una lógica propia, sin obedecer necesariamente al imperio del estribillo. Las letras pueden retratar dilemas amorosos, reflexiones sobre la vida a los 76 años o una crítica ácida al sistema político estadounidense (Capitol, con siete minutos).

Quizás Sky Trails refleje finalmente la persistente irradiación de una antigua novia. Hablo de Joni Michell y de obras como Hejira. De allí David ha extraído el único tema ajeno del disco, Amelia, donde se retrata la soledad y la incertidumbre a partir de la misteriosa desaparición de la aviadora Amelia Earhart. Celebremos que Crosby continúe volando en solitario, intacta su capacidad para orientarse entre tierra y cielo.

COMPRA ONLINE 'SKY TRAILS'

Artista: David Crosby.

Sello: BMG (2017).

Formato: MP3, CD y vinilo.

Desde 8,99€ en Amazon