Antonio Fraguas, ‘Forges’, protagoniza el ‘doodle’ por el 80º aniversario de su nacimiento

El viñetista de EL PAÍS, fallecido el 22 de febrero de 2018, es el elegido hoy por Google para ilustrar su buscador

Forges ha dedicado muchas de sus viñetas a la situación laboral en España.
Forges ha dedicado muchas de sus viñetas a la situación laboral en España.

Antonio Fraguas de Pablo, el genial Forges, viñetista de EL PAÍS durante los últimos 23 años de su vida, fallecido el 22 de febrero de 2018, había nacido el 17 de enero de 1942, hace hoy 80 años. Con este motivo, Google ha dedicado este lunes en España su doodle, el elemento con el que ilustra cada día su buscador (ya sea un dibujo, un logo...) al humorista que tanto hizo reír y pensar en las páginas de este diario y en otros medios en los que colaboró anteriormente. En el doodle de homenaje a quien nunca hizo sangre con su humor se ve a un viñetista afanado en dibujar el logotipo de Google en la pantalla de un ordenador. Año y medio después de su fallecimiento, en noviembre de 2019, se publicó un volumen con cerca de 300 viñetas inéditas del dibujante.

Este “amo de la viñeta”, como le cantó en un pasodoble el músico Luis Eduardo Aute, era el segundo de una familia de nueve hermanos y desde pequeño fue gracioso, aunque no de los que cuentan chistes a cada instante, sino de aquellos que con un gesto o un comentario podía provocar las carcajadas entre los que estaban a su alrededor. A la hora de trazar sus viñetas con algunos de sus célebres personajes, como el matrimonio Concha-Mariano, los entrañables blasillos o sus descacharrantes náufragos, él se reía cuando las pensaba y luego cuando las dibujaba, lo que a su juicio era indicio evidente de que aquello también haría gracia a los lectores.

El dibujante Forges.
El dibujante Forges.Santi Burgos

Forges comenzó como dibujante en el diario Pueblo, en 1964, aunque ya se entretenía garabateando como funcionario en Televisión Española, donde pasó 19 años. Su estilo se caracterizaba por un trazo sencillo y un tono de ternura e ironía. Por sus manos pasó la evolución de la sociedad española desde el desarrollismo franquista, la Transición y los sucesivos Gobiernos de la democracia. Su primer dibujo en EL PAÍS fue el 25 de junio de 1995, en los meses finales del último mandato del socialista Felipe González. Además de por lo que dibujaba, Forges era también celebrado por las divertidas palabras que inventaba, como “muslamen” o “bocata”, que de sus viñetas pasaron a la calle y de ahí al diccionario de la Real Academia Española. También era un as renombrando a personajes de la actualidad, como el futbolista Zubizarreta, al que rebautizó “Subimaleta”. Y en sus dibujos se mostraba siempre cariñoso y solidario con los que peor lo pasaban: ya fueran las mujeres, los explotados en sus trabajos o las víctimas del terremoto de Haití.

Aunque quizás las mayores carcajadas las podía provocar con las vivencias en las que cualquier pareja podía sentirse identificada. Como ejemplo, la viñeta en la que se veía a un matrimonio en la cama, ella tapada hasta el cuello y tan a gusto, mientras él, ahogado de calor, dice: “Si se divorcia, que se divorcie, pero yo pongo el ventilador”. La última colaboración de Forges en este diario, el 23 de febrero de 2018, era de un tono más reflexivo: en ella se ve a uno de sus personajillos, que a la vista de una voluminosa piedra, asegura: “La piedra es el único objeto inanimado capaz de tropezar 2 veces con el mismo hombre”. Y añade: “Y si cuela, cuela”. Un dibujo que incluía una despedida para sus lectores: “Os quiero, afirmo”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Sobre la firma

Manuel Morales

Periodista de la sección de Cultura, está especializado en información sobre fotografía, historia y lengua española. Antes trabajó en la cadena SER, Efe y el gabinete de prensa del CSIC. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y máster de Periodismo de EL PAÍS, en el que fue profesor entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS