_
_
_
_

Paolo Sorrentino: “Soy el único espectador de mis películas que me importa”

El cineasta reflexiona en una entrevista en vídeo sobre su último filme, ‘Fue la mano de Dios’, su cambio de estilo y el regreso a la ciudad donde nació, Nápoles

Sorrentino, tras recibir el Gran Premio del Jurado en el pasado festival de Venecia. Foto: AP
Xavi Sancho

Millones de personas han visto los filmes de Paolo Sorrentino. Pero, para el cineasta italiano, el veredicto más importante es uno solo: el suyo. “Soy el único espectador de mis películas que me importa”, responde el creador, ante una pregunta sobre algunas críticas que, en el pasado, apuntaban a que no conocía a fondo los temas sobre los que rodaba sus obras. Desde luego, en el caso de su último largo, sucede exactamente lo contrario: en Fue la mano de Dios, que puede verse en Netflix, Sorrentino ha filmado su propia infancia.

El protagonista se llama Fabio Schisa, los otros nombres también son distintos respecto a la realidad, y parte del guion sale directamente de la fantasía del director. Pero la película, que obtuvo el Gran Premio del Jurado en el pasado festival de Venecia, evoca los eventos clave que cambiaron la juventud de Sorrentino y le empujaron a dejar Nápoles, su ciudad natal, para mudarse a Roma e intentar ser director de cine. Para muchos críticos, el filme ha supuesto un cambio en el estilo del creador y él mismo lo reconoce en esta entrevista en vídeo, donde también habla de su regreso a Nápoles y de su carrera. O, más bien, de lo poco que le importa.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Xavi Sancho
Forma parte del equipo de El País Semanal. Antes fue redactor jefe de Icon. Cursó Ciencias de la Información en la Universitat Autónoma de Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_