Juan Antonio Bayona rodará la tragedia del accidente aéreo de los Andes en 1972 para Netflix

‘La sociedad de la nieve’ se filmará en enero en Sierra Nevada con actores uruguayos y argentinos poco conocidos para dar vida al equipo de rugby que recurrió a la antropofagia para sobrevivir. “Es un acercamiento psicológico sobre la transformación que vivieron”, cuenta el cineasta

Juan Antonio Bayona, en una imagen de archivo.Foto: Samuel Sánchez | Vídeo: Netflix

Catorce años después, los que han transcurrido desde El orfanato, Juan Antonio Bayona (Barcelona, 46 años) volverá a rodar en español. Aunque el libro La sociedad de la nieve, de Pablo Vierci, le ronda desde hace años, por fin Bayona ha encontrado quien financie su producción en español, una de las condiciones indispensables de este proyecto para el cineasta. “Llevo tantos años con este proyecto que el título de Lo imposible [2012] lo saqué del libro de Vierci”, cuenta por teléfono a EL PAÍS el director desde Barcelona. “Lo descubrí cuando me estaba documentado para esa película, y me marcó a mí y a ese filme. Durante el rodaje yo les leía fragmentos a Naomi Watts, Ewan McGregor y Tom Holland”.

En 2009, inspirado por el documental Náufragos, de Gonzalo Arijón, Pablo Vierci, amigo de los 16 supervivientes del accidente aéreo en los Andes, decidió contar la historia con la voz de quienes sufrieron aquella tragedia. El 13 de octubre de 1972 un grupo de jóvenes deportistas uruguayos se montó en un avión en Mendoza (donde habían pernoctado por culpa de una tormenta: despegaron de Montevideo el día anterior) para volar a Santiago de Chile, donde debían disputar un partido de rugby.

En la aeronave con doble turbohélice viajaban 40 viajeros y cinco tripulantes, incluidos los 19 miembros del equipo de rugby Old Christians Club, además de sus familias, simpatizantes y amigos. El copiloto, cruzando los Andes con poca visibilidad, equivocó la ruta, tras anunciar mal su posición por radio, y el avión chocó contra la cordillera. En el accidente fallecieron 12 de las personas integrantes del vuelo. El frío, las heridas y un alud acabaron reduciendo a 16 el número de supervivientes que lograron salir adelante después de 72 días de condiciones durísimas. Entre ellas, la falta de alimentos: el undécimo día, tras escuchar en una radio improvisada que se habían suspendido las labores de búsqueda, decidieron recurrir a la antropofagia, y comieron carne y tuétano de los restos de los cadáveres de sus amigos.

El fuselaje del avión en la cordillera de los Andes, en enero de 1973.
El fuselaje del avión en la cordillera de los Andes, en enero de 1973.FUERZA AÉREA URUGUAYA

De esta odisea se han escrito varios libros, algunos de ellos memorias de los protagonistas, documentales e incluso una película de Hollywood, ¡Viven! (1993), de Frank Marshall, con Ethan Hawke y Josh Hamilton. “Lo que me apasiona del libro de Pablo”, explica Bayona, “es que ahonda en la clave de la supervivencia. Gracias a otros formatos sabemos lo que pasó, pero no somos tan conscientes de lo que les pasó. Es un acercamiento psicológico, sobre la transformación que ellos viven por dentro”. Por eso, recuerda el cineasta, cuando leyó el libro le llamó la atención el hecho “de que la historia, desde esta vertiente, no se había contado nunca”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Bayona lleva años preparando el material (”He estado más de 100 horas reunido y grabando a los supervivientes”), y el guion lo ha coescrito junto a Bernat Vilaplana, Jaime Marques y Nicolás Casariego. “El libro se descompone en 16 relatos, uno por cada superviviente, con lo que le pasaba a cada uno por la cabeza”, cuenta. “Encontrar el ángulo ha sido de lo más complicado y a la vez de lo más gratificante”. Para ser lo más realista posible, el reparto está compuesto por actores uruguayos y argentinos “poco conocidos, todos jóvenes”, y se hará en español. “Es necesario. Un equipo ya ha trabajado un mes desplazado en los Andes, filmando incluso en el lugar del accidente [el Valle de las Lágrimas, en la cara argentina de la cordillera], y yo mismo estuve en el sitio, porque quería vivir esa experiencia. Incluso dormí allí una noche. La geografía es básica para entender lo ocurrido”.

La fotografía principal empieza en enero, en Sierra Nevada, donde se reconstruirá los restos del vuelo 571. “Lo hago con Netflix porque es un proyecto tan complejo como ambicioso, y solo ellos han respetado todo eso y apostado por conservar el español original”, asegura Bayona, que contará, como es habitual en él, con la producción de Belén Atienza, que le ha acompañado en toda su carrera, y Sandra Hermida. El cineasta, responsable de Un monstruo viene a verme o Jurassic Word: el reino caído, y que tiene pendiente de estreno los dos primeros episodios de la serie El señor de los anillos, cuenta otra apuesta de La sociedad de la nieve por la verosimilitud: “Rodaremos en orden cronológico para que los actores adelgacen como sus personajes”.

Una de las fotografías realizadas por los supervivientes los primeros días tras el accidente.
Una de las fotografías realizadas por los supervivientes los primeros días tras el accidente.

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS