Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Antonio Bayona: “Los muros nunca podrán parar a nada ni a nadie”

Con 'Jurassic World: el reino caído', el director catalán se ha llevado a su terreno, el terror gótico, su película de la saga de Steven Spielberg

Tráiler de la película 'Jurassic World: El reino caído'

Juan Antonio Bayona está nervioso. Puede que porque haya cumplido el sueño de un niño que creció marcado por Superman y admirando a Steven Spielberg. O porque llegue al final de un largo camino, el que ha recorrido el director catalán (Barcelona, 1975) y a sus espaldas el cine español, hasta dirigir una película en una de las sagas más famosas y taquilleras de la historia. El hito es comparable a un anillo de la NBA de Pau Gasol, si además el jugador se hubiera llevado a EE UU a medio equipo suyo del F. C. Barcelona, porque Bayona ha trabajado en Jurassic World: el reino caído, con su mano derecha, la productora Belén Atienza, con su director de fotografía (Óscar Faura), su montador (Bernat Vilaplana), su actriz fetiche (Geraldine Chaplin) y ha salpicado de pequeños guiños autorreferenciales una película que bebe en su segunda parte de la trama de El orfanato, el debut en el largo de Bayona. El lunes al mediodía, a pocas horas del preestreno mundial en Madrid (otro empeño del director) de su cuarto largometraje, antes de que llegue a los cines el 8 de junio, Bayona se sienta a charlar con EL PAÍS.

Pregunta. Hay varios guiños en la película a sus referentes que se revelan en los títulos de crédito, como por ejemplo los agradecimientos a su padre, a Guillermo del Toro, que fue su primer valedor, o a Fernando Trueba,

Respuesta. En el dormitorio del mecenas de la nueva investigación he colgado un cuadro de mi padre. En cuanto a Trueba, él me invitó a un cameo en La reina de España, y yo le he pedido que apareciera en mi película.

P. La segunda parte de Jurassic World: el reino caído parece El orfanato 2. ¿Ahí es donde la hace suya?

R. O Lo imposible 2. En el origen del guion ya estaba ese giro hacia un desenlace más claustrofóbico, en un ambiente de terror. Que ya existía en el primer Parque Jurásico, porque junto a la parte de acción estaba el final de la secuencia de terror. Con ese beneplácito hemos llevado a la película a recuperar aquella sensación de miedo.

P. ¿Y esa pudo ser la consideración para que le llamaran a usted a dirigir este filme?

Spielberg me dijo: 'Hay pelis [movies, en inglés] y películas [films], y tú has hecho una película"

R. Desde luego. Ya me tantearon con la primera de este Jurassic World, pero nunca llegué a estar dentro. Después, Colin Trevorrow [director de la primera, coescritor de esta segunda y realizador de la futura tercera parte] me llamó y me dijo: "He pensado en ti por El orfanato". Eso me pilló descolocado y me interesó. En el tráiler se ve que volamos por los aires la isla, así que no desvelo nada si digo que ese giro es una declaración de intenciones de cara al futuro.

P. ¿Hasta qué punto se rueda maniatado una película que es una bisagra en una trilogía?

R. Siempre se dice eso de que segundas partes nunca fueron buenas, pero hay algo gratificante en estas continuaciones y es que en estos episodios es cuando la historia se vuelve más compleja. Es el nudo de la historia. Coges las repercusiones de la parte inicial y las llevas de la forma más compleja posible a la tercera. Por eso recuperamos el personaje de Jeff Goldblum, porque su personaje fue la voz de la conciencia, quien marcó las líneas rojas de la saga, y quien recuerda la difícil relación que tiene el hombre con la naturaleza.

P. ¿Quién manda más en Jurassic World, Steven Spielberg o Trevorrow?

R. En el proceso Spielberg es el que manda. El montaje final le pertenece, cuando le necesitaba me atendía, y siempre tuvo respuestas positivas, en una experiencia muy parecida a la que tuve con Guillermo del Toro en El orfanato. Una de las primeras cosas que me advirtieron de Steven es que no es muy amante de la nostalgia, no le gusta autorreferenciarse, algo muy sano -aunque hemos metido un muñeco de ET- para expandir la película hacia otra dirección. Cuando la vio acabada, me dijo: "Hay pelis [movies, en inglés] y películas [films], y tú has hecho una película". Eso me enorgullece.

Dentro de la gran saga

En anteriores ocasiones, ya hubo cineastas españoles a los que ofrecieron dirigir una gran película de superhéroes, pero ninguno había completado el camino como Bayona.

Pregunta. ¿Es consciente de que su presencia en la saga jurásica es como la llegada de Gasol a la NBA?

Respuesta. Me parece que quienes tenemos esta posibilidad debemos aprovecharla, igual que yo quiero seguir rodando en España, como así será con mi próximo proyecto. Si no, vivimos el peligro de que todo el cine parezca el mismo rodado por los mismos.

P. Pero es un hito.

R. Yo me alegro de que haya pasado por fin, porque ha ocurrido antes con muchas otras filmografías y ya era hora de que pasara. Hay que derribar muros. Hollywood adora el talento y no le importa de dónde proceda. Ojalá yo sea el primero de muchos.

P. Se puede hacer política en el cine con los dinosaurios.

R. En general, las novelas de Michael Crichton sobre Parque Jurásico ya reflexionaban sobre el hombre en el mundo presente. Y el cine de Spielberg siempre ha poseído la inquietud por reflejar el momento. Mientras filmábamos esta película, él rodaba Los archivos del Pentágono y Ready Player One. Queda claro.

P. Se insiste en la bioética, en que los muros no pueden contener... Hay una lectura que puede trasladarse a la actualidad. ¿Eso nace del director o del guion?

R. Con Bernat Vilaplana hablé mucho del contenido latente de una película que está ahí sin proponérselo. Y en este tipo de cine hay una constante reflexión sobre el hombre y su mundo. En esta historia hay un enfoque inicial muy emocional sobre los dinosaurios y un dilema moral, que me parece que recuerda mucho a Inteligencia Artificial: ¿cuál es la actitud hacia las criaturas que creamos? Eso está en la semilla de la ciencia ficción, porque es el tema de Frankenstein. Desde la inicial Parque Jurásico ya sabemos que un muro nunca podrá parar a nada ni a nadie. Y ahora juego con la idea del ser humano que toma el lugar de los dinosaurios, un mundo bocabajo. Repito el famoso plano del retrovisor de un coche, pero ahora ya no vemos a dinosaurios, vemos al hombre. Al estilo Yo soy leyenda.

P. ¿En qué momento fue consciente de que estaba en Jurassic World?

R. En mi primer viaje a localizar a Kualoa Ranch, el lugar de Hawai donde se ha rodado toda la saga. Ahí lo sentí.

P. ¿Fue fácil que aceptaran su petición de llevar a su equipo?

Hay algo gratificante en rodar continuaciones, porque es cuando la historia se vuelve más compleja"

R. Fue bastante fácil.

P. ¿Nunca hubo un no?

R. He tenido toda la libertad posible. Alguna vez me dijeron algo parecido a "¿Estás seguro? Piénsatelo bien".

P. ¿Nervioso?

R. Mucho. Todavía no ha habido un pase con público y encima empiezo en casa, lo que me produce más respeto.

COMPRA ONLINE EL PACK 'PARQUE JURÁSICO: EDICIÓN 2018'

Destacamos: pack con las primeras cuatro entregas de la franquicia, que comenzó en 1993. Incluye material extra de todas las películas.

Formato: Blu-ray.

Compra por 29,85€ en Amazon