Televisión

Secuoya Studios busca convertirse con ‘El Zorro’ en referencia de la producción audiovisual en español

La compañía, con el exembajador estadounidense James Costos al frente, presenta sus planes de futuro, con una serie en clave feminista sobre el personaje de Diego de la Vega como plato fuerte

El Zorro, personaje creado en 1919 por Johnston McCulley.
El Zorro, personaje creado en 1919 por Johnston McCulley.

El dinero está en la producción. También en la capacidad de aunar esfuerzos ―y por qué no, exprimir ventajas fiscales― con otras compañías. Y por supuesto en la posibilidad de sacar partido a propiedades intelectuales que generen todo tipo de producciones. A todo ello se lanza el grupo Secuoya, liderado por Raúl Berdonés, que ha presentado la reestructuración de la compañía al integrar todas las empresas de producción bajo el paraguas Secuoya Studios, y darle la presidencia “y la independencia” a James Costos, exembajador de EE UU en España y anteriormente ejecutivo de HBO. Según Berdonés, “pensamos en el mundo de habla hispana”, no solo en España, y por ello ya tienen más de 1.000 empleados en Colombia, Perú, Chile, México y oficinas en Miami y Los Ángeles, donde reside Costos. El objetivo es alcanzar en cinco años un volumen de negocio de 125 millones de euros, y en el pasado 2020 produjeron 1.500 horas de contenido.

Y entre sus primeras y más sonadas apuestas, la resurrección de El Zorro, puesto como ejemplo de propiedad intelectual (IP), a la que se le puede sacar partido en todo el mundo. El personaje bajo el que se esconde el aristócrata californiano Diego de la Vega, creado en 1919 por Johnston McCulley, es propiedad de John Gertz (Zorro Studios), y con su colaboración Secuoya Studios está desarrollando una serie que dirigirá Javier Ruiz Caldera con guiones de Carlos Portela (Velvet, Las chicas del cable). Como ha explicado David Martínez, director de ficción del estudio, le dará una vuelta a la historia. “Entendemos que vivimos otros tiempos. Aunque aparezca el personaje de Diego de la Vega como héroe en construcción, el guion juega con la idea de que El Zorro es un concepto, un rol que se hereda y que en realidad le tocaba a una india, Nalín. Habrá por tanto mucho peso femenino”.

Instalaciones del grupo Secuoya, en Madrid.
Instalaciones del grupo Secuoya, en Madrid.

En este departamento de ficción también se prepara para series la versión en habla hispana de The School of the Americas, de Lesley Gill; otro proyecto centrado en la novela La pérdida del paraíso, de José Luis Muñoz, acerca del primer viaje a América de Cristóbal Colón, otra serie con el comisario Leo Caldas creado por el escritor gallego Domingo Villar; la ya anunciada adaptación del cómic La mala leche, de Ana Müshell y Henar Álvarez, y son propietarios de los derechos de Terra Alta, novela ganadora del Premio Planeta de Javier Cercas, cuya trama el escritor tiene previsto desarrollar en más libros.

Para Costos, “España siempre ha sido un destino importante para las producciones internacionales de cine”. Y desde Los Ángeles, explicó: “Ahora se suman los incentivos fiscales aprobados el pasado mes de mayo; los negocios se hacen en España y desde España. Es el momento para el renacimiento del audiovisual español”. En ese impulso desde las exenciones han ahondado en la presentación José Manuel González, director general de gestión y Javier Valero, director de incentivos fiscales. “No solo seremos productores, sino que aprovechando esos incentivos afrontaremos coproducciones a desarrollar en España y realizamos labores de service [facilitar servicios técnicos y artísticos] a rodajes que vengan aquí. Seremos facilitadores del proceso y daremos garantías en todos los pasos de la producción”. Y han subrayado una constante de la presentación: la ambición por crear propiedades intelectuales (IP), ideas que puedan ser explotadas en el audiovisual, “siempre con ambición internacional”.

James Costos en Tucson, Arizona (EE UU), el pasado otoño.
James Costos en Tucson, Arizona (EE UU), el pasado otoño.Pablo Ximénez de Sandoval / P. X. S.

Además de los proyectos mencionados, David Martínez, director de ficción, ha anunciado La isla, coproducción con Chile dirigida por Guillermo Amoedo que se grabará en agosto en la isla de Pascua, y la serie juvenil Campamento Newton, coproducción con Italia y Argentina, a rodar en Canarias para una plataforma “en la que se cuenta algo extraordinario que pasa en un campamento de verano”. Habrá otra serie, también dirigida por Javier Ruiz Caldera, de la mano de la productora Morena Films; una serie de terror dirigida por Jaume Balagueró con Álvaro Morte (La casa de papel), como protagonista y coproductor; y Secuoya está desarrollando un cómic con Kevin Grevioux (Underworld) que posteriormente será serie sobre una superheroína latina. Ya se conocía la serie Supernormal, que Secuoya produce para Movistar y que dirige Emilio Martínez-Lázaro con guiones de Marta Sánchez y Olatz Arroyo. De casi ninguna serie se ha querido anunciar para qué plataforma o cadena se realiza —ni siquiera si están vendidas o no—: secreto empresarial.

En el departamento de unscripted, que engloba programas y documentales, hay en marcha unos 20 proyectos, como un reality show en inglés de aventuras en la línea de Pekín Express, y diversas docuseries con personajes del arte, la gastronomía y el deporte. Eduardo Escorial, responsable de esta área, puso como línea a seguir el ejemplo de Los secretos de La Roja, y anunció una docuserie con el pianista James Rhodes.

Finalmente, en cine, área coordinada por Eduardo Campoy, tras felicitarse por el estreno en el año más difícil para las salas, de Hasta que la boda nos separe, de Dani de la Orden, y de Superagente Makey, de Alfonso Sánchez, ambas coproducidas con Atresmedia, Campoy anunció que producirán unas cuatro películas por temporada de nuevos realizadores (ya están rematando Solo una vez, Con quién viajas y La piel en llamas). Esperan estrenar pronto Mamá o papá, también de De la Orden, y rodar en verano El test, de nuevo con Dani de la Orden, y Heroínas del barrio. Como futuras adaptaciones, cuentan con las versiones de las novelas Solos, de Paloma Bravo, y Botas de colores para días de lluvia, de los influencers María G. de Jaime y Tomás Páramo.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50